Bond, la reina y McCartney: ¡que comiencen los Juegos Olí­mpicos!

LONDRES (AP). James Bond, Paul McCartney y la reina Isabel II _entre otras figuras icónicas de Gran Bretaña_ pusieron en marcha el viernes los Juegos Olí­mpicos de Londres.

Después de siete años de preparativos y el gasto de miles de millones de libras esterlinas, los Juegos se pusieron oficialmente en marcha con una ceremonia que honró los momentos claves de la historia británica, incluyendo sus orí­genes campestres y la Revolución Industrial.

La ceremonia incluye una presentación musical de McCartney y a JK Rowling, la célebre autora de Harry Potter, leyendo un pasaje de Peter Pan.

Además, hubo una secuencia filmada en la que el actor Daniel Craig, en su papel de James Bond, visita a la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham. Bond escoltó a la reina hasta un helicóptero decorado con la bandera del Reino Unido, conocida como "Union Jack", que luego sobrevoló lugares famosos de la ciudad como el Puente de Londres hasta llegar _ahora en vivo_ al Estadio Olí­mpico donde se realiza la ceremonia.

Isabel II apareció luego entre el público acompañada por el presidente del Comité Olí­mpico Internacional, Jacques Rogge.

La gala dirigida por Danny Boyle, a un costo de 42 millones de dólares y 15.000 voluntarios, debe alcanzar una audiencia televisiva global de 1.000 millones de dólares.

Su desafí­o fue enorme: poder ser igual de inolvidable que el extraordinario despliegue hace cuatro años en Beijing, la más cara en la historia.

Boyle apeló a Shakespeare, la cultura pop, literatura y música para comunicar la esencia británica al resto del mundo.

Esta era la última oportunidad que Rogge iba a tener como presidente del COI para observar el izamiento de la bandera con los anillos en una ceremonia de apertura, ya que renunciará en 2013 tras completar dos mandatos.

Aparte de los miles de atletas y artistas, unos 60.000 espectadores atestaron el Estadio Olí­mpico, en la zona este de Londres.