COI quiere aclaraciones de Rusia sobre ley antigay

MOSCU (AP). El Comité Olímpico Internacional espera por más aclaraciones del gobierno ruso sobre la ley anti gay que está eclipsando los preparativos para los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi, dijo el viernes el presidente del COI Jacques Rogge.

La ley, firmada por el presidente Vladimir Putin en junio, prohíbe "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales" e impone multas a quienes realicen desfiles gay. Ha causado una ola de rechazo internacional y llamados a protestas antes de las olimpiadas de febrero en el balneario ruso a orillas del Mar Negro.

Rogge dijo que el gobierno ruso había entregado el jueves garantías por escrito sobre la ley, pero que algunos elementos aún estaban demasiado imprecisos para juzgar.

"Estamos esperando por aclaraciones antes de expresar un juicio final", dijo Rogge, un día antes del inicio del campeonato mundial de atletismo en Moscú.

El ministro ruso de deportes Vitaly Mutko insistió el jueves que atletas olímpicos tendrán que respetar las leyes del país durante los juegos de Sochi. El viernes, dijo que de ninguna manera Rusia iba a ceder a presiones políticas.

Refiriéndose a las críticas, Mutko, citado por Interfax, dijo: "Yo no diría que las presiones son ligeras. Rusia debe entender que mientras más fuerte seamos, menos le va a gustar a otra gente. Somos un país único".

"No tenemos que temer amenazas de boicot a los Juegos Olímpicos", dijo Mutko. "Todas las personas sensatas entienden que el deporte demanda independencia, que es inadmisible que haya intervención política".

El jueves, Mutko recalcó que las vidas privadas de los atletas serían respetadas, como lo garantiza la constitución rusa.

Rogge dijo que eso era esencial.

"La carta olímpica es clara", dijo Rogge. "El deporte es un derecho humano y debe estar al alcance de todos, sin importar raza, sexo ni orientación sexual".

Incluso si Rusia acepta el principio, la ley deja sin respuesta el asunto de atletas hablando libremente durante los Juegos.

"En lo que se refiere a la libertad de expresión, por supuesto que eso es algo importante", dijo Rogge. "Pero no podemos comentar sobre la ley" hasta que se reciban las aclaraciones .

"Entiendo la impaciencia, pero aún no las hemos recibido", dijo. "Hay aún demasiadas incertidumbres en el texto".

Rogge dijo que el problema parece centrarse en traducciones.

"No pensamos que se trata de un asunto fundamental", dijo en una conferencia de prensa tras una reunión de la junta ejecutiva del COI con la federación internacional de atletismo.

___

Laura Mills contribuyó desde Moscú.