Familia sufre con asesinato de turista en Beijing

BEIJING (AP). Luego del asesinato de un turista en Beijing, el entrenador del equipo estadounidense de vóleibol masculino dijo que su familia está destruida por la muerte de su suegro y hace lo posible por coordinar la atención médica de su suegra, quien resultó gravemente herida en el ataque.

Hugh McCutcheon indicó que intenta ayudar a su esposa Elisabeth Bachman, una ex jugadora de vóleibol, para lidiar con la tragedia. Afirmó que sabe que el ataque afectó a los equipos masculino y femenino de vóleibol, incluyendo a compañeras de Elisabeth en la selección que jugó en Atenas 2004.

"El efecto de esto ha sido amplio", dijo McCutcheon en una entrevista el lunes, en sus primeros comentarios públicos desde el ataque del sábado en la Torre del Tambor.

"Duele. Creo que nadie deberí­a pasar por esto", agregó. "Pero la vida no es justa, así­ que al final no se trata de eso. Sucedió, y parece que mientras más pronto podamos aceptarlo y procesarlo, mejor vamos a estar".

La agresión a cuchillazos fue una mancha para los Juegos, apenas un dí­a después de la espectacular ceremonia inaugural en una ciudad donde los actos de violencia son raros, especialmente contra extranjeros.

McCutcheon dijo que todaví­a se sabe poco del ataque, en el que también resultó herida una guí­a turí­stica china. El agresor, identificado por la policí­a como un ex empleado de una fábrica ahora desempleado y molesto, se suicidó al saltar del último piso de la torre. Elisabeth Bachman fue testigo de la agresión a su padre y su madre, pero no fue herida.

La madre está muy débil para ser interrogada, señaló McCutcheon, aunque su condición el lunes era estable.

Sostuvo que no puede dar detalles del ataque porque sigue bajo investigación por la policí­a china. Pero McCutcheon reconoció que los Bachmans no conocí­an al agresor y dijo que el ataque fue al azar.

"Creo que los actos de violencia al azar son actos de violencia al azar. Parece que no hubo premeditación ni nada por el estilo", dijo McCutcheon. "Parece un caso de estar en el lugar equivocado en el momento equivocado".

Los Bachmans estaban en Beijing como parte de un grupo de turistas para los Juegos, y su visita a la Torre del Tambor fue parte del itinerario.