India le dice adiós a controversiales Juegos de la Mancomunidad

NUEVA DELHI (AP). Los Juegos de la Mancomunidad Británica más controversiales de la historia, agobiados por una seguridad al extremo, floja concurrencia y fallos de organización, fueron clausurados el jueves con una extravagante exhibición de la cultura de India.

Los organizadores de las justas fueron duramente criticados por la prensa local e internacional, además de las delegaciones, por los atrasos para tener las sedes de las competencias listas. Varios de los cuartos en la villa de los atletas estaban tan sucios que no se podí­a pernoctar en ellos. Se temió incluso que los Juegos iban a ser cancelados.

Pero una vez que las pruebas arrancaron, el 3 de octubre, todas las sedes estuvieron limpias y listas.

Los atletas elogiaron las instalaciones deportivas y la villa. Apenas un puñado de más de 6.000 competidores y dirigentes se enfermaron durante los Juegos, temiéndose agua contaminado.

Al anfitrión le fue bien en cuanto a medallas, consiguiendo una cifra récord de 101. Quedó en el segundo lugar de la tabla con sus 38 doradas.

Australia encabezó el cuadro con una cosecha total de 177 medallas, de las cuales 74 fueron doradas. Inglaterra cerró en el tercer lugar con 37 de oro.

Las autoridades indias también respiraron con alivio debido a que la justa culminó sin incidentes en cuanto a la seguridad. La movilización de las fuerzas de seguridad fue impresionante: decenas de miles de soldados y policí­as, armados hasta los dientes, convirtieron los estadios y calles en auténticas fortalezas.

Esto incidió en que muchos espectadores desistiesen acudir a las competencias. Pero la floja concurrencia también se debió a fallos administrativos y técnicos de la empresa a cargo de la venta de entradas, cuyo director fue despedido en plena justa. Se dio el caso que gente llegaba a estadios semivací­os y se les decí­a que las entradas se habí­an agotado.

La prensa local también informó sobre supuestos actos de corrupción, estimándose que varios millones de dólares habrí­an sido malversados. Se estima que los Juegos costaron entre 3.000 y 6.000 millones de dólares, lo más caros de la historia.

Pero toda la polémica pasó a segunda plano con un vistoso acto de clausura en el estadio Jawaharlal Nehru.