Latinoamericanos llegan retrasados en ciclismo de montaña

BEIJING (AP). Ninguno de los cinco latinoamericanos que participaron en el ciclismo de montaña olí­mpico figuró entre los 20 primeros el sábado.

El brasileño Rubens Valeriano fue el latinoamericano que terminó más alto al ocupar la 21ra posición entre los 50 ciclistas en una prueba ganada por el francés Julien Absalon, tetracampeón mundial y quien revalidó su tí­tulo de Atenas del 2004.

El colombiano Héctor Páez quedó en el puesto 26, el argentino Darí­o Gasco en el 27, el chileno Cristóbal Silva en el 36 y el costarricense Federico Ramí­rez en el 47, el antepenúltimo lugar.

"El roce internacional afecta bastante, esto se nos hace más difí­cil, más duro", comentó a la AP el "tico" Ramí­rez tras la competencia realizada en las montañas del parque Laoshan, del sur de la capital china.

El colombiano Páez dijo que la fuerza que impusieron los europeos en la salida y una bronquitis que le afectó tras llegar a Beijing influyeron en su pálida presentación.

"Fue una salida muy dura" y en algunos tramos "se caí­a la gente. Yo no pude mantener el ritmo, me sentí­a mal, estuve enfermo los últimos dí­as con una especie de bronquitis, pero luché hasta el final y logré terminar", señaló el colombiano.

El argentino Gasco declaró que la competencia "fue muy dura. En mi caso pagué (caro) la salida, que se hizo bastante rápida. Pero estoy contento, porque di todo el esfuerzo y un poco más de mi parte".

"Fue un ritmo muy duro, después fui cayendo. Considero que se hizo una buena participación frente a gigantes, como es el campeón mundial y ganador" del oro.

El francés Absalon completó las ocho vueltas en 1 hora, 55 minutos, 59 segundos, mientras que su compatriota Jean-Christophe Peraud cruzó la meta 1:07 segundos más tarde y se quedó con la presea de plata. El suizo Christoph Sauser entró dos segundos atrás y repitió su medalla de bronce de Atenas 2004.