Miyazato toma ventaja de 1 golpe en Tres Marí­as; Ochoa es 6ta

MORELIA, México (AP). Ai Miyazato se enfiló hacia su tercera victoria de la temporada, el sábado, al completar su recorrido en 71 golpes, dos abajo del par, para tomar una ventaja de un impacto sobre las estadounidenses Michelle Wie y Brittany Lincicome, en el torneo de Tres Marí­as, que marca el retiro de la mexicana Lorena Ochoa.

Miyazato, la estrella japonesa que ganó los primeros certámenes de la temporada, en Tailandia y Singapur, tiene un acumulado de 206 golpes, 13 debajo del par, en el Tres Marí­as Country Club de esta ciudad ubicada en el centro-occidente e México.

Wie, quien tení­a un golpe de ventaja después de dos rondas, entregó una tarjeta de 73 golpes, mientras que Lincicome tuvo 72, en un dí­a de mucho viento en el campo, ubicado junto a la ladera de una montaña.

El único triunfo de Wie en la Gira de la LPGA llegó hace cinco meses y medio, en el Lorena Ochoa Invitational, que se disputa en Guadalajara, la ciudad natal de la estrella mexicana.

Ochoa, primera del escalafón mundial, se retirará después de este certamen, a fin de dedicarse a su familia y al trabajo en su fundación caritativa. Se ubicaba sexta, con 10 bajo par, después de un recorrido en 70 golpes.

El año pasado, la mexicana terminó en 25 bajo par, con lo que ganó el torneo por segundo año consecutivo y por tercero en cuatro temporadas.

Miyazato, con menos potencia en su tiro de salida en comparación con Wie y Lincicome, se valió en cambio de su control y precisión para sobreponerse al viento.

La japonesa tení­a una desventaja de cuatro golpes respecto de Wie después de cinco hoyos, pero trabajó pacientemente para recuperarse, con birdies en los hoyos 6 y 7. Tuvo también un birdie en el 12, erró un tiro en el 15 y se apuntó birdie en el 16, antes de cerrar la ronda con dos hoyos en par.

Wie cometió dos bogeys en los últimos cuatro hoyos, después de incurrir apenas en dos el viernes.

Ochoa tomó el primer lugar del escalafón mundial hace más de tres años, el 23 de abril del 2007, cuando desbancó a la sueca Annika Sorenstam, ya retirada. De acuerdo con los estimados de la gira, necesita finalizar al menos cuarta el domingo, para tener garantizado el sitio de honor una semana más.

Si queda abajo de esos puestos, abrirí­a la puerta para que la surcoreana Jiyay Shin (2da) o Miyazato (5ta) ocupen su reinado.

Shin juega este fin de semana un torneo en Japón, y no podrí­a subir a la punta del ranking si gana ahí­, siempre y cuando Ochoa se ubique al menos quinta. Miyazato podrí­a lograrlo también, si gana el torneo de Tres Marí­as y Ochoa queda décima o más abajo.