Quarterback de los Steelers QB acusado de abuso sexual

MILLEDGEVILLE, Georgia, EE.UU. (AP). Una noche de parranda en un pueblo universitario del centro de Georgia terminó en una nueva demanda contra el quarterback de los Steelers de Pittsburgh Ben Roethlisberger.

Una estudiante de 20 años acusó el viernes por la madrugada a Roethlisberger ante la policí­a por un presunto abuso sexual en un club nocturno. Antes del incidente, el dos veces ganador del Super Bowl enfrentaba la demanda de otra mujer que asegura que la violó en 2008 en un hotel de Lake Tahoe, una acusación que él niega vehementemente.

Pero el señalamiento más reciente surgió en Milledgeville, a unos 48 kilómetros al sur de una casa cerca de un lago que posee el jugador.

Roethlisberger, que cumplió 28 el martes, y dos o tres amigos suyos fueron al bar Buffington's la noche del jueves para ver el partido de basquetbol del equipo de la Universidad de Pittsburgh, dijo Paul Kurcikevicus, un estudiante universitario de 24 años.

Después fueron al restaurante The Brick, no muy lejos del bar, según el propietario del restaurante Frank Pendergrast.

"Fue muy amable con todos" dijo Pendergrast. "Parecí­a que estaba firmando autógrafos y dejaba que le tomaran fotos, a parte de eso nada especial".

Roethlisberger estuvo después en Capital City, un club nocturno famoso entre los universitarios en Milledgeville.

El estudiante Brandon Harris, de 21 años, dijo que vio a Roethlisberger entrar la noche anterior junto con otros dos o tres tipos altos que alejaban a las personas del jugador Harris dijo que el grupo entró a una zona exclusiva separada por una cortina en el fondo del club y que algunas mujeres los acompañaron. Pero lo que pasó después está siendo investigado.

El subjefe de la policí­a Richard Malone dijo que Roethlisberger la pasó con otras tres personas que estuvieron en contacto con otro grupo, entre el cual se encontraba la presunta ví­ctima. La mujer y sus acompañantes se pusieron llamaron a la policí­a después del presunto ataque, dijo Malone.

"Ha sido identificado como alguien que estuvo en el lugar del incidente y según la acusación él es quien lo perpetró", dijo Malone.

Varias secciones del club estaban siendo consideradas como el lugar de los hechos, dijo Malone sin dar otros detalles. El tipo de ataque no fue descrito, pero Malone dijo que lo estaban considerando como un tipo de abuso sexual y no precisamente una violación.

Roethlisberger y la presunta ví­ctima fueron entrevistados y la mujer fue llevada a un hospital donde recibió atención y fue dada de alta, dijo Malone.

La policí­a dijo que Roethlisberger y su abogado cooperaban con los investigadores. El jugador no estaba detenido y no habí­a sido acusado formalmente de algún crimen.

___

El periodista de The Associated Press Don Schanche en Atlanta contribuyó con este despacho.