Aventura Rusa

Me tocó asistir la semana pasada a Moscú para reunión de las televisoras del mundo que van a transmitir Rusia 2018, generalmente la FIFA hace 2 reuniones previas al Mundial sobre el tema y ya en Brasil 2014 estuve por Río viendo eso. Esta vez el viaje fue un poco más lejos....hasta Moscú, y  luego de un largo viaje por Boston y París la nieve recibió mi llegada a la capital de Rusia.

El tema al arribar al Aeropuerto de Moscú (uno de 3 en la ciudad) es que la comunicación es un gran lío. Los letreros e indicaciones estan todos en Ruso y ese alfabeto Cirílico que data del siglo X es bastante complicado para no decir inelegible para el que no lo ha estudiado o visto antes, sin decir que el idioma también es muy complicado y no tiene nada de relación con el español.

Pero como Taxi es Taxi en casi todos los idiomas allí no habia problema y luego de estar por mas de una hora en el carro en un tranque moscovita peor que el de Loma Cova a las 7am ya me comenzaba a preocupar, el Hotel era el Radisson pero yo escuchaba al taxista hablar algo de Ukraina y Ukraina, ya yo pensaba que me llevaban pa otro lado pero resulta que el Hotel ese era una de la grandes joyas arquitectónicas de la era Soviética y el nombre común era Ukraina y no Radisson..me salvé.

Aparte de las productivas reuniones de 9am a 5pm por 2 días seguidos había tiempo de ver un poco de Moscú, pero el tema del idioma era complicado, si tú hablas en inglés casi nadie te responde de vuelta y te ven raro y te hablan de vuelta en ese ruso inentendible, pero además con manoteos y gestos no diplomáticos, me dediqué a mejor no preguntarle a la gente en la calle y de seguir a la libre por el Metro, un espectáculo las estaciones, cada una una obra de arte, piso de marmol, candelabros, cuadros, frescos y murales, pequeños museos en cada parada, algo de otro mundo y además muy limpio y rápido, el tema nuevamente era saber en que parada estabas leyendo los letreros, pero por suerte con colores y números marcados en el piso no había perdedero.

Los 2 estadios que visité están a otro nivel, el del Spartak, construido en 2014, y el Luznikhi, la sede de Inauguración y Final, ambos de fácil acceso con el Metro y con ámplios espacios y áreas adyacentes.

En fin una gran ciudad, grandes lugares como el Kremlin, la Plaza Roja o el Teatro Bolshoi y un país enfocado en su Mundial del otro año, eso sí, mejor es que se vayan buscando muchos voluntarios que hablen inglés, español o francés y que se mejoren un poco sus relaciones interpersonales para cuando los turistas y visitantes de otras tierras lleguen para Rusia 2018.....saluuuuuudos.



ETIQUETAS