La Copa América Centenario en segundo plano en EEUU por muerte de Alí

El deceso de Mohamed Alí, el más grande boxeador de la historia, dejó en segundo plano la jornada inaugural de la Copa América Centenario, que sigue su marcha el sábado con un choque de fuerzas parejas entre Brasil y Ecuador.

El sólido triunfo de Colombia por 2-0 ante el anfitrión Estados Unidos el viernes en el inicio del certamen continental parece ya lejano desde que el mundo se sacudió con el fallecimiento de Alí a los 74 años.

En un país sin gran entusiasmo por el fútbol que está despidiendo a uno de sus máximos ídolos, la segunda jornada de la Copa América pone en escena a una Seleçao pentacampeona disminuida por seis bajas por lesión y por la ausencia de Neymar.

El equipo de Dunga prueba este sábado en Pasadena a un Ecuador en ascenso por el Grupo B, en una jornada en la que Paraguay y Costa Rica completan la primera fecha del Grupo A, considerado el de la muerte.

La débil Haití y la renovada Perú, por el Grupo B, concluyen la única fecha con tres partidos en escena en este torneo que conmemora los 100 años de la Copa América.

La edición 2016 del torneo de selecciones más antiguo del mundo se abrió el viernes con un sólido triunfo de Colombia por 2-0 ante el anfitrión Estados Unidos.

La estrella cafetera, James Rodríguez, volvió a su nivel tras una temporada opaca en el Real Madrid, campeón de Europa, pero las alarmas se encendieron porque salió del campo de juego a los 73 minutos a causa de un problema en su hombro izquierdo.

Además de James, otros estelares como el argentino Lionel Messi y el uruguayo Luis Suárez están entre algodones y sus técnicos rezándole a cada santo.

Estados Unidos, de su lado, quedó en deuda con su público con un decepcionante debut que puso en entredicho su condición de favorita junto a otras selecciones como Argentina, México y Brasil.

- Seis bajas -

La Seleçao ha tenido que reemplazar a seis soldados heridos pero nunca desiste de su condición de favorito con su historia de cinco campeonatos mundiales ganados, aunque en los últimos años está de capa caída y con el peso de un humillante traspié en su Mundial de 2014.

Su realidad la marca el sexto lugar en el premundial a Rusia-2018, por ahora fuera de la clasificación a la cita máxima del fútbol.

De su lado, el orientador de Ecuador, el argentino Gustavo Quinteros, citó el palmarés negativo de su selección ante Brasil en Copa América y admitió que un empate puede ser buen negocio para la tricolor.

"Nunca Ecuador ha podido ganarle a Brasil en Copa América. Yo no creo en milagros, sino en en trabajar bien, con la cabeza asentada, y si mañana sacamos una victoria, fenomenal, y si es un empate nos ayuda también", dijo el técnico.

Pero ambos seleccionados son los candidatos a pasar a cuartos de final de la Copa en el Grupo B, que comparten con el débil Haití y Perú, un equipo renovado que quiere dar un zarpazo bajo el mando del 'Tigre' Ricardo Gareca.