Blas Pérez y su hijo Blasin inseparables

Todavía no había terminado la práctica de la selección de Panamá en el Toyoya Soccer Center de Frisco cuando apareció Blasin que llegó a compartir con su papá el delantero Blas Pérez.

Blasin como le dicen desde muy pequeño y que ahora cuenta con 8 años lo primero que hizo fue tomar una pelota y comenzar a jugar a la espera de su padre que terminaba el entrenamiento.

Apenas el técnico "Bolillo" Gómez dio por finalizado el entrenamiento, el delantero panameño se dirigió al lugar donde estaba su hijo para compartir unos minutos antes de tomar el bus de vuelta al hotel.

Durante ese tiempo padre e hijo compartieron con lo que más le gusta el balón de fútbol y donde Blas le enseñaba a su hijo Blasin técnicas de como parar el balón y cabecearlo.

Fue un momento de alegría entre padre e hijo en plena preparación para el debut de Panamá en la Copa Centroamericana.