España debe sobrevivir a Grecia para acercarse al podio del Eurobasket

La selección española de baloncesto juega los cuartos de final del Eurobasket frente a Grecia, este martes en Lille (16h30 GMT), mermada por los problemas físicos de sus principales jugadores y con las medallas en el horizonte, después de una década sin bajarse del podio.

Sólo los finalistas del Eurobasket recibirán su billete para los Juegos Olímpicos. Los equipos que terminen entre la tercera y la séptima plaza accederán a los tres torneos preolímpicos, cuyos ganadores también estarán en Río de Janeiro.

Campeón continental en 2009 y 2011, España ha sobrevivido en este Eurobasket a pesar de las ausencias y de los jugadores 'tocados' después de una muy exigente primera fase.

Con Sergio Scariolo de nuevo en el banquillo, España afrontó la competición sin Juan Carlos Navarro, Marc Gasol, José Manuel Calderón, Ricky Rubio y Alex Abrines, lesionado durante la concentración previa.

Tras sobrevivir en el 'grupo de la muerte', al ganar por un punto en el último partido a Alemania (77-76), España superó los octavos ante Polonia (80-66), gracias a la sobresaliente actuación de Pau Gasol, autor de 30 puntos y un sorprendente 6/7 en triples.

Su apuesta por la larga distancia no fue casual. Durante el calentamiento había sufrido un pinchazo en el gemelo y saltó al campo con varias consignas de los médicos y el cuerpo técnico.

Tenía que evitar en lo posible las acciones explosivas y no estar en pista más de 5 minutos seguidos. Por propia iniciativa no cumplió ninguna y España se pudo distanciar de Polonia tras llegar al último cuarto con empate 55-55.

Además de Gasol, llegan a cuartos con problemas físicos Rudy Fernández, que no disputó ningún minuto ante Polonia por una lesión en la espalda, Pau Ribas (anginas) y Sergio Llull (molestias en los isquiotibiales), por lo que España no tiene al 100% a cuatro de sus habituales titulares.

- Espectacular 'camada' NBA -

"Están un poco mejor todos, pero no quiero ir más allá. Esperemos que puedan estar en condiciones, aunque no estén al máximo ninguno, de jugar", señaló el lunes Scariolo sobre su mermada plantilla.

"Sin duda jugaré contra Grecia, sí o sí. Tirarme del barco ni sé hacerlo, ni lo voy a hacer nunca, voy a estar siempre ahí como un referente", dejó claro Gasol tras su exhibición ante Polonia.

Para alcanzar la lucha por las medallas, España deberá superar al mejor equipo griego de los últimos años.

"La gente en el país está loca con este equipo", advirtió su seleccionador, Fotis Katsikaris, tras ganar con contundencia (75-54) a Bélgica en octavos, su sexta victoria en seis partidos del campeonato.

El equipo heleno cuenta como líder con Vassilis Spanulis, uno de los jugadores más determinantes del continente en la última década. A su alrededor, otros veteranos como el pívot del Real Madrid Yannis Burosis o el alero Georgios Printezis.

La guinda la pone su espectacular camada NBA: el fenómeno Giannis Antetokunmpo (Milwaukee Bucks), de 20 años, 2,11 metros y capaz de jugar en las tres posiciones exteriores; Kostas Kufos, pívot de 2,13 metros que juega con los Sacramento Kings, y Kostas Papanikolau, alero de 2,03 metros y procedente de los Denver Nuggets.

El ganador del España-Grecia jugará en semifinales con el vencedor del duelo entre la anfitriona Francia y Letonia, con el equipo galo, vigente campeón, como gran favorito.

El miércoles se disputan los otros dos cruces de cuartos: Serbia-República Checa e Italia-Lituania.