Salón de la Fama recibe a dos equipos campeones olí­mpicos

SPRINGFIELD, Massachusetts, EE.UU. (AP). Scottie Pippen agrareció al jugador que significó mucho para él en las duelas.

Por su parte, Karl Malone recordó a la persona que significó más en su vida.

Pippen y Malone fueron inducidos al Salón de la Fama del Basquetbol Naismith Memorial, reconocidos como jugadores de manera individual como miembros del Equipo de Ensueño.

Pippen abrió su discurso con el que agradeció su inducción al alabar a su ex compañero Michael Jordan, con quien ganó seis veces el campeonato de la NBA con los Bulls de Chicago y le agradeció por ser "el mejor compañero de equipo".

"MJ, has tocado la vida de muchas personas, pero ninguna como la mí­a", dijo Pippen, un jugador poco conocido de la Universidad Central de Arkansas cuando los Bulls lo adquirieron en 1987.

Pippen fue el primer jugador inducido en la ceremonia efectuada en el Salón de la Sinfoní­a, con la presencia de Jordan en el mismo escenario como su presentador y Pippen dijo que "agradecerá por siempre esa relación".

"Quién iba a decir que el número 23 iba a estar aquí­ 23 años después presentándome en el Salón de la Fama", dijo Pippen.

Malone batalló para controlar su emoción durante su discurso, sobre todo hacia el final cuando recordó a su madre, quien cumplió el viernes siete años de fallecida.

"Estoy aquí­ gracias a ella", agregó.

Malone también agradeció al dueño del Jazz de Utah, Larry Miller por creer en él. Malone ganó dos premios al Jugador Más Valioso y está en el segundo lugar de máximos anotadores en la historia de la NBA, y señaló que todo este éxito se debió a mantenerse fiel a sus raí­ces de Luisiana.

"Espero haberlo hecho de la manera como lo hicieron mis antecesores antes que yo", dijo Malone. "No hice nada más que jugar fuerte", agregó.

Dentro de los consagrados al Salón en este 2010 también se encuentran los integrantes del Equipo de Ensueño que ganó la medalla de oro de los Juegos Olí­mpicos de Barcelona 1992, así­ como el equipo que ganó la medalla de oro de los Juegos Olí­mpicos de Roma 1960.

Pippen y Malone jugaron con Jordan, Magic Johnson, Charles Barkley y Larry Bird en el equipo de 1992, y Bird, quien estaba a punto de retirarse debido a una lesión en la espalda, fue convencido por Johnson para que participara en los Juegos Olí­mpicos.

"Fue una bella manera de decir adiós, ganando la medalla de oro", dijo Bird.

En el escenario estuvo en pleno el Equipo de Ensueño, así­ como los integrantes que todaví­a viven del equipo campeón de los Juegos Olí­mpicos de 1960.