El frenesí de la NBA prosigue con la agencia libre

La agencia libre de la NBA normalmente es una locura que dura al menos una semana. Se alcanzan acuerdos y después jugadores y equipos tienen que esperar algunos días para firmar los contratos. Después pasan unos cuantos meses antes de que los jugadores empiecen a trabajar con sus nuevos equipos.

No será así este año.

Lo que parece será una caótica agencia libre inicia el viernes a las 6 de la tarde, tiempo de la costa Este, apenas un par de días después del draft, y 42 horas antes de que puedan comenzar a firmar y a semana y media de que inicien los campamentos de entrenamientos.

A la pregunta de cómo se verá el panorama en un estrecho periodo de tiempo, el presidente de los 76ers de Filadelfia Daryl Morey — visiblemente cansado el jueves mientras el draft llegaba a su fin— dio una contundente respuesta.

“Locura total”, dijo.

Es difícil encontrar a alguien que difiera con él.

Anthony Davis, campeón con Los Lakers de Los Ángeles, es el nombre más importante en la agencia libre. Rechazó su opción para esta temporada con los Lakers, pero se da por hecho que no se irá a otra parte. Lo más factible es que Davis firme por tres años y 105 millones de dólares, el último año como una opción de jugador.

Más de 100 jugadores serán agentes libres sin restricciones, otros 75 más podrían ser agentes libres con restricciones. Se trata de una gran cantidad de de jugadores previo a una temporada que iniciará rápidamente, con apenas unos cuantos equipos con el espacio salarial suficiente para firmar jugadores con facilidad.

Además, los equipos aún tienen que resolver cómo serán los protocolos de bioseguridad por el coronavirus antes de los campamentos. Nadie ha visto el calendario de la temporada regular que inicia el 22 de diciembre. La pretemporada comienza el 11 de diciembre y esos duelos tampoco han sido anunciados.

Ya ha sido un frenesí y la agencia libre sólo incrementará el caos.

“Con la agencia libre iniciando tan rápido, tenemos algunos objetivos en mente y tenemos otras conversaciones sobre canjes también”, dijo el vicepresidente de operaciones de Nueva Orléans David Griffin.

En realidad ya comenzaron a ocurrir cosas. Muchos nombres ya han estado en movimiento y los canjes siempre son una opción para los equipos que no pueden firmar jugadores cuando no hay espacio salarial.

Los Lakers adquirieron al base Dennis Schröder en un cambio con Oklahoma City. El Thunder envió al base Chris Paul a Phoenix. Con una corta escalaen Oklahoma, Ricky Rubio dejó a los Suns y terminó en donde inició su carrera en la NBA, con Minnesota.

“Son muchas cosas sucediendo al mismo tiempo”, dijo Griffin.