Los Astros siguen adelante tras penalizaciones de MLB

HOUSTON (AP) — Los Astros de Houston repentinamente tienen varias vacantes que llenar.

A menos de un mes del inicio de los entrenamientos de primavera, los vigentes campeones de la Liga Americana se quedaron sin mánager y gerente general después de que AJ Hinch y Jeff Luhnow fueron suspendidos por las Grandes Ligas y posteriormente despedidos por el dueño Jim Crane como consecuencia del escándalo de robo de señales.

Las penalizaciones, que fueron anunciadas por el comisionado Rob Manfred el lunes, fueran la respuesta luego que MLB confirmó el uso de dispositivos electrónicos para el robo de señales en la temporada de 2017, cuando Houston ganó la Serie Mundial, y otra vez en la campaña 2018. Los Astros también fueron multados con 5 millones de dólares, que es la máxima cantidad que autoriza la constitución de MLB y perderán sus selecciones de primera y segunda ronda de los próximos dos drafts.

Ahora que las sanciones fueron dadas a conocer y Hinch y Luhnow, los arquitectos del éxito inesperado de Houston, fueron despedidos, la franquicia tiene que seguir adelante. Primero, los Astros deben contratar un manager y gerente general que intenten continuar con el éxito logrado por el previo liderazgo.

“Soy optimista”, dijo Crane el lunes. “Hay mucha gente muy inteligente aquí. Tendremos un bache en el camino... ha sido un día complicado, pero ¿podemos recuperarnos? Por supuesto. Y tendremos un gran equipo el próximo año”.

Incluso con todo el caos que rodea al equipo, los Astros están entre los favoritos para ganar el título de la división Oeste de la Americana otra vez. Se quedaron sin el as Gerrit Cole quien firmó en la agencia libre con los Yanquis de Nueva York, pero tendrán de regreso a la mayor parte de las piezas que los llevaron a su segunda Serie Mundial en tres años, y que terminó con una derrota en un séptimo juego ante Washington.

Reste por verse si la salida de Hinch tendrá algún impacto en la moral del equipo. El manager de 45 años era querido por los jugadores por su forma de conducir y su buena sintonía con el camerino. El ex cátcher que se graduó de la Universidad de Stanford tuvo marca de 481-329 en cinco temporadas en Houston en las que llegó a cuatro postemporadas.

Para Crane, encontrar a su reemplazo es su prioridad.

“Rápidamente buscaremos a alguien para que maneje al equipo... ciertamente tenemos algunas posibilidades dentro del equipo”, comentó. “También buscaremos afuera”.

Si los Astros deciden promover a alguien dentro del equipo, el mejor candidato es el coach de banca Joe Espada. El puertorriqueño es visto como una estrella en potencia dentro del béisbol. Crane dijo el lunes que es “capaz” de dirigir al equipo.

El coach de 44 años comenzó su carrera de entrenador con los Marlins y trabajó como asistente especial del gerente general de los Yanquis Brian Cashman. También fue asistente de los Yanquis antes de llegar a Houston para la temporada de 2018. Espada, quien jugó béisbol pero nunca alcanzó las mayores, fue candidato para varias de las vacantes de manager este receso invernal.

Los Astros podrían buscar a alguien fuera de la organización para así no tener vínculo con nadie involucrado en el escándalo.

Si quisieran un manager de mucha experiencia, los candidatos podrían ser Buck Showalter (ex manager de los Orioles), John Gibbons (un oriundo de Texas que recientemente dirigió a los Azulejos) o Dusty Baker (ex piloto de los Nacionales).

Si se deciden por alguien con lazos con la franquicia, el candidato sería Brad Ausmus, quien jugó con los Astros durante 10 años y ha dirigido a los Tigres y Angelinos.

Aunque Crane se moverá rápido para contratar a un manager, el propietario dijo que no se precipitará en tomar la decisión por tener a alguien a cargo para el inicio de la pretemporada y que podrían iniciar los entrenamientos con un piloto interino.