Familiares, amigos y compañeros dan ultimo adiós a Halladay

CLEARWATER, Florida, EE.UU. (AP) — Roy Halladay fue recordado el martes como un gran marido, padre, amigo y compañero, quien además se destacó como uno de los mejores pitchers de su generación y fue galardonado dos veces con el Cy Young.

Más de 1.000 personas asistieron a la ceremonia denominada “Celebración de la Vida de Roy Halladay”, que se llevó a cabo en el Spectrum Field, casa de los Filis de Filadelfia durante la pretemporada. Los Filis fueron uno de los dos clubes para los que lanzó Halladay durante su destacada carrera de 16 años.

“El hombre fue mejor que el pelotero”, destacó John Middleton, dueño de los Filis. “No ocurrió lo contrario”.

Halladay falleció el 7 de noviembre, a los 40 años, cuando el avión privado que piloteaba se estrelló en el Golfo de México, frente a las costas de Florida.

Ocho veces elegido al Juego de Estrellas, Halladay lanzó un juego sin hit en los playoffs. Logró también un juego perfecto, en su trayectoria de 12 campañas con los Azulejos de Toronto (1998-2009) y los Filis (2009-2013).

Ostentó una foja de 203-105 y una efectividad de 3.38.

El acto público comenzó con un homenaje en video y concluyó cuando la viuda de Halladay, Brandy, se sentó en el montículo y liberó varias mariposas que estaban en un recipiente, para dar el último adiós al expelotero.

“Todos los ojos están sobre mí”, dijo Brandy Halladay, quien pronunció el último de nueve discursos, en un estrado flanqueado por imágenes del pitcher con los Filis y los Azulejos.

Junto a cada foto, se colocaron arreglos florales con el número 34 que Halladay usó con Filadelfia y el 32 que portó con Toronto.

“Soy realmente afortunada por haberme acostumbrado a esta atención. Literalmente he estado 21 años junto a un hombre al que la gente no le quitaba la mirada de encima”, añadió la viuda. “Él llamaba la atención. Era bello por dentro y por fuera. Sin pronunciar una palabra, parecía tener siempre la capacidad de decir lo correcto. Y cuando sí hablaba, la gente lo escuchaba”.

Otros oradores incluyeron al padre homónimo de Halladay, así como a sus excompañeros Cole Hamels, Chase Utley y Chris Carpenter. Participó también JP Ricciardi, ex gerente general de los Azulejos; George Poulis, quien fue kinesiólogo de ese mismo club, y Charlie Manuel, exmanager de los Filis.

Frank Thomas, miembro del Salón de la Fama, y Cito Gaston, expiloto de los Azulejos, figuraron entre otros invitados especiales que acompañaron a la familia en el terreno. Estaban también los excompañeros de Halladay, Cliff Lee y Jimmy Rollins.