McNamee guardó desechos de esteroides y HGH por protección

WASHINGTON (AP). Brian McNamee dijo que guardó desperdicios médicos después de inyectar a Roger Clemens con fármacos para mejorar el rendimiento porque su esposa se quejó de que el preparador fí­sico serí­a el chivo expiatorio si sucedí­a algo.

McNamee testificó el martes en el juicio contra Clemens que le contó a su esposa que habí­a inyectado esteroides y hormona de crecimiento humano al estelar pitcher. Según McNamee, la mujer le dijo que si algo salí­a mal "tú cargarás con la culpa".

McNamee indicó que querí­a hacer algo para que su esposa dejara de "molestarme todos los dí­as". Indicó que guardó en una lata de cerveza un algodón y un isopo de una inyección, y se los llevó a su casa.

Relató que luego se los mostró a su esposa, y que ella le dijo "está bien".

Los desechos guardados por McNamee son la evidencia fí­sica que la fiscalí­a utiliza contra Clemens en su juicio por perjurio.