Crece interés por posible pelea Pacquiao-Mayweather

LAS VEGAS (AP). Dos promotores planean viajar este miércoles a Dallas, para reunirse con el dueño de los Cowboys de la NFL, Jerry Jones, mientras seguí­a creciendo el interés por realizar el 13 de marzo la esperada pelea entre el filipino Manny Pacquiao y el estadounidense Floyd Mayweather Jr.

Los promotores Bob Arum y Richard Schaefer formaban parte de la comitiva que harí­a un recorrido por el nuevo Cowboys Stadium, junto con el presidente de HBO Sports, Ross Greenburgh, y escucharí­an una propuesta de Jones para que ese estadio sea la sede de la contienda, dijo una fuente cercana a las negociaciones.

Otras sedes que buscan la pelea son el hotel y casino MGM Grand en Las Vegas y el Superdome de Nueva Orleáns, dijo la fuente, que solicitó permanecer en el anonimato porque las partes acordaron que no hablarí­an en público durante las negociaciones.

Ninguno de los púgiles ha pactado formalmente la pelea, aunque ambos habrí­an llegado a un principio de acuerdo. Los promotores confí­an tanto en que el combate se realizará que también contemplan ya la sede para una conferencia de prensa prevista para el 6 de enero en Nueva York, a fin de anunciar oficialmente la función.

Buena parte de las principales peleas realizadas en las décadas recientes ha tenido como sede Las Vegas. Pacquiao y Mayweather han librado sus combates principales en el MGM Grand, que tiene unos 16.000 asientos para las funciones boxí­sticas.

Muchos en el mundo del boxeo consideran todaví­a que el MGM tiene la ventaja para realizar la contienda, pero el viaje de los promotores a Dallas sugerirí­a que Jones puede hacer una oferta competitiva.

La demanda prevista de boletos para la pelea pondrí­a en la puja al Cowboys Stadium y al Superdome, porque tienen más capacidad. El estadio de Dallas podrí­a albergar al menos a 100.000 espectadores o más para la pelea, incluyendo los asientos en el terreno.

La mayor recaudación por boletos en la historia fue de 18,4 millones de dólares, para la pelea del 2007 entre Mayweather y Oscar de la Hoya, y los promotores creen que pueden obtener una oferta de 20 millones o más de una de las tres sedes que compiten.

La semana pasada, Jones dijo que estaba "todaví­a deseoso de ver qué podemos hacer con la pelea" en el nuevo estadio de 1.200 millones de dólares, que ya habí­a amarrado la sede de un Super Bowl aún antes de abrir sus puertas. Las grandes pantallas de alta definición en el inmueble permitirí­an que incluso los espectadores más alejados del cuadrilátero pudieran ver cada detalle de la pelea.

Pero frente a cualquier oferta que pudiera hacer Jones está el atractivo de Las Vegas, donde suelen realizarse las funciones principales. Mayweather vive y entrena ahí­, mientras que Pacquiao celebró su triunfo del mes pasado sobre el boricua Miguel Cotto ofreciendo un concierto en la calle principal de la ciudad del juego.