Quintana confía en poder ir "recuperando" el tiempo perdido

El colombiano Nairo Quintana, que perdió más de un minuto respecto a otros favoritos a ganar el Tour de Francia, este domingo en la segunda etapa, se mostró confiado en poder ir "recuperando" el tiempo perdido e incluso celebró no haber quedado todavía más descolgado.

El campeón del Giro de Italia de 2014 se vio sorprendido por un corte del pelotón cuando quedaban 60 kilómetros para el final en Zelanda (Holanda) y acabó la etapa a un minuto y 24 segundos del español Alberto Contador, el otro gran favorito a la victoria final, y a un minuto y 28 segundos del británico Chris Froome, campeón del Tour en 2013.

"Entre la lluvia y las caídas, tuvimos un poco de mala suerte", lamentó Quintana en el autobús de su equipo, el Movistar, después de la etapa.

"Hemos cedido un poco de tiempo, pero esperamos poder ir día a día recuperando. Supimos mantener el equipo, poder aliarnos con el Astana y evitamos que la diferencia hubiese sido más grande", apuntó.

El Astana es la formación del otro gran favorito, el italiano Vincenzo Nibali, campeón de la "Grande Boucle" en 2014 y que también se vio perjudicado en esta etapa, entrando en la meta en el mismo grupo de rezagados de Quintana.

De este modo, Froome es el mejor situado entre los favoritos, décimo en la general, a 48 segundos del nuevo líder, el suizo Fabian Cancellara, Contador es 14º a 1 minuto justo del líder, mientras que Nibali es 33º, a dos minutos y nueve segundos del primero, y Quintana ocupa el puesto 44º, a 2 minutos y 27 segundos del helvético.

- Valverde también perdió tiempo -

El español Alejandro Valverde, la otra gran figura del Movistar Team, también se vio afectado por el corte del pelotón y entró con el mismo tiempo que Quintana.

"Nairo iba adelante con (su compañero británico Alex) Dowsett, pero el grupo ha empezado a partirse con el viento, ha comenzado a llover, se ha producido la caída, hemos girado a la izquierda hacia una zona de viento y los grupos se han ido cortando y cortando por delante, hasta que nos hemos encontrado todos detrás. A partir de ahí no ha habido nada que hacer, más que tirar", contó el corredor murciano sobre cómo vivió el momento que marcó el resto de la etapa.

El director del equipo, Eusebio Unzúe, se mostró contento con la "dignidad" con la que el equipo "ha salvado el día".

"Estamos todos enteros, que es lo importante. Esto es el Tour. Es uno de los riesgos que podíamos encontrarnos", admitió con resignación.

"Nos habría gustado perder un poco menos o, lógicamente, nada, pero después de cómo ha pintado la etapa, no diremos que satisfechos, pero hemos pasado el día relativamente bien", dijo.

La prioridad para Unzúe ahora, según dijo, será "recuperar a Winner" Anacona. El corredor colombiano sufrió dos caídas en esta jornada.

Entró en la etapa en el puesto 155º, a más de cinco minutos del ganador de la misma, el alemán André Greipel (Lotto).