Barcelona despacha al Athletic con goles de Alcácer y Messi

Paco Alcácer marcó en sustitución de Luis Suárez y Lionel Messi anotó por sexto partido consecutivo para que el Barcelona derrotara en casa el domingo 2-0 al Athletic de Bilbao en la liga española para reforzar su liderato a falta de nueve fechas.

Sin el uruguayo Suárez debido a una sanción, Alcácer registró su tercer gol del campeonato a los ocho minutos, mientras que Messi celebró su 25ta diana a los 30 para ampliar su ventaja como máximo cañonero de la liga, que disputa su 29na fecha.

El Barsa comanda ahora la clasificación con 75 puntos a cambio de los 64 del Atlético de Madrid, que juega a continuación en cancha del sexto Villarreal. La jornada se completa con el cruce entre el undécimo Celta de Vigo y el colero Málaga, y la visita del séptimo Girona al estadio del Real Madrid, actualmente en el cuarto peldaño.

El Athletic, que el jueves se despidió de la Liga de Europa al perder con el Olympique de Marsella, reiteró una vez más su decepcionante campaña al caer al 13er puesto con 35 puntos.

Previamente, Leganés venció 2-1 al Sevilla con tantos de Unai Bustinza y Javier Eraso a los 41 y 69 minutos, respectivamente, y escaló al 12do lugar con 36 unidades. El Sevilla recortó en el último minuto por vía del mexicano Miguel Layún tras la expulsión de Pablo Sarabia a los 84, y se mantiene quinto con un punto más que Villarreal.

Alcácer y Ousmane Dembélé formaron trio atacante junto a Messi en el Barsa, mientras que Philippe Coutinho relevó a Andrés Iniesta en un mediocampo inédito junto a Paulinho e Ivan Rakitic, sustituto del lesionado Sergio Busquets.

El tímido Athletic se resguardó en defensa y exhibió un solo punta: el habitual suplente, Sabin Merino. Pero de poco le sirvieron las precauciones al conjunto bilbaíno.

Kepa Arrizabalaga logró salvar el primer intento de Messi, un tiro libre directo al rincón derecho, pero apenas pudo seguir con la mirada el siguiente remate al arco del Barsa, un toque de primeras de Alcácer a centro raso de Alba, después de que el astro argentino profundizara en elaborada jugada.

Ya con la ventaja, Messi optó por divertirse y le acompañaron con entusiasmo sus compañeros, casi siempre por el carril izquierdo de Alba, tan insistente en la carrera como afilado en el cruce.

“Logramos marcar en la primera parte y en la segunda nos relajamos. Messi está en su mejor momento desde que empezó a jugar al fútbol. Cada día puede hacer una cosa nueva y meter más goles”, opinó Alcácer. “No debemos mirar la clasificación, y sí pensar en el presente en vez del futuro”.

Paulinho volvió a probar a Arrizabalaga con un zapatazo centrado y Messi volvió a pisar el área tras robar un balón a Mikel San José, vivo reflejo del despistado Athletic.

Los rojiblancos soportaron el aluvión de los primeros 15 minutos, que incluyó un latigazo de Messi tras cesión de Dembélé y una espectacular volea al travesaño de Coutinho, nuevamente habilitado por Alba.

El despliegue azulgrana contrastaba con el estilo tosco del equipo visitante, espectador en primera fila del aplomo de Messi, las diabluras de Coutinho y la progresión de Dembélé, quien no logró embocar una cesión del brasileño con todo a favor.

El francés, sin embargo, no se vino atrás y se asoció a menudo con Messi, autor del segundo al recibir cómodamente en la media luna y ajustar su zurdazo junto a la esquina inferior, con bote traicionero para Arrizabalaga.

El arquero fue el mejor del Athletic, pero solo los postes evitaron una mayor goleada antes del descanso. Coutinho repitió un balón al travesaño tras globo de Paulinho, quien posteriormente también impactó un balonazo en la madera.

Con la pausa en la liga la próxima semana, el Barsa se dedicó a medir esfuerzos en el segundo tiempo, que contó con el ingreso de Iniesta y poco más.

Despachado el Athletic, los azulgrana despidieron el partido sin mayores alegrías que un zurdazo al galope de Messi, pero con la sensación de que el camino hacia su 25to título liguero se presenta de lo más llano en la recta final.