Blatter se alista a polarizar opiniones cuatro años más

Joseph Blatter polariza opiniones a tal grado que sus oponentes quedan encantados con él.

Las dos caras de la reputación del presidente de FIFA son resumidas por un antiguo rival en su campaña de reelección, que aparentemente ganará sin problemas la próxima semana.

"Me caes muy bien", le dijo Michael van Praag a Blatter, cuando los líderes del fútbol europeo, cuando los líderes del fútbol hablaron con la persona más influyente del deporte en junio pasado en Brasil.

Y entonces, en el mismo ambiente hostil, el presidente de la federación holandesa de futbol dejó su punto en claro.

"La gente ya no te toma muy en serio", dijo Van Praag, agregando que bajo el mando de Blatter la FIFA ha llegado a significar "corrupción y sobornos de todo tipo".

Blatter polariza a los aficionados y funcionarios de todo el mundo. Habitualmente es abucheado en público, incluyendo cuando entregó la Copa del Mundo en Río de Janeiro en julio pasado, y en la final de la Copa Asia en Sídney en enero. Pero también es elogiado por la familia de votantes de la FIFA.

Fue comparado con Moisés, Jesús, Abraham Lincoln, Winston Churchill, Martin Luther King Jr. y Nelson Mandela por el presidente de la federación dominicana durante una reunión regional de CONCACAF el mes pasado.

Ser homenajeado por jefes de estado y agradecidos líderes del fútbol es parte del trabajo de Blatter, y una de las razones por las que a los 79 años, no se le ve fin a su reinado — con o sin el apoyo de Europa.

Blatter ha jugado el juego mental de la FIFA de manera brillante durante casi 40 años. Su único rival el próximo viernes, el Príncipe Ali bin al-Hussein, de Jordania, no había nacido cuando Blatter se unió a la FIFA en 1975 para dirigir el desarrollo de trabajo a nivel mundial.

Llevado por Adidas para proyectos fundados por Coca-Cola, Blatter comenzó a trabajar de cerca con los patrocinadores de la Copa del Mundo, que siguen siendo los más importantes para FIFA. Ambos están bajo contrato hasta la Copa del Mundo de Catar 2022 y nunca han criticado al organismo de forma pública.

A menudo Blatter recuerda que su primer trabajo en FIFA fue en Addis Ababa, Etiopía. Le recuerda que no se unió a la FIFA para servir a la elite europea.

De hecho, los 53 votos de UEFA ahora representan apenas una cuarta parte de las elecciones de FIFA entre los 209 votantes a nivel mundial. El voto europeo no ha sido decisivo en una elección presidencial desde 1961 y Blatter no lo ha buscado.

El predecesor de Blatter, el brasileño Joao Havelange, llegó al poder en 1974 con la promesa de más lugares para albergar el Mundial y más dinero de FIFA para regiones menos desarrolladas. En esta elección, los aspirantes hicieron nuevas versiones de esas viejas promesas.

Sin embargo, la lealtad de los votantes está demasiado arraigada para darle la espalda a Baltter, quien mantuvo los viejos hábitos de Havelange en la FIFA. Los vicios personales de Blatter son, tal vez, los trajes finos y una cierta vanidad que ha llevado a que la FIFA invierta 27 millones de dólares en una película sobre él con la estrella de Hollywood, Tim Roth, interpretando al mandatario vigente.

Durante los últimos 41 años, FIFA ha creado más torneos, encuentros y reuniones en un sistema propicio al patrocinio.

Los votantes temen que apoyar a un rival de Blatter signifique que la FIFA les recorte sus funciones, dijo el jueves Van Praag.

"Ese es el poder. Es muy difícil de perforar", dijo Van Praag en Amsterdam luego de retirar su candidatura.

RELACIONADOS