Copa del Rey: Barcelona gana y Atlético sólo empata

MADRID (AP). Sin Lionel Messi ni Luis Suárez, pero con un productivo Neymar, Barcelona se impuso el miércoles 2-1 al Athletic de Bilbao en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey.

En otro encuentro, Atlético de Madrid no pasó del empate sin goles contra el Celta de Vigo.

Munir El Haddadi colocó en ventaja al Barcelona a los 18 minutos, al rematar un centro de Ivan Rakitic, y el brasileño Neymar amplió la delantera a los 25, tras apoderarse de un largo pase filtrado al área.

Cuando el club catalán saboreaba una victoria por dos goles, Aritz Aduriz anotó a los 89, tras aprovechar que el zaguero brasileño Dani Alves no pudo despejar un balón en el área.

"Con ese gol, la eliminatoria está abierta todavía, y el Athletic es un rival durísimo, y se presenta una vuelta el miércoles apasionante", comentó el técnico del Barcelona, Luis Enrique.

Athletic estuvo muy cerca de marcar el tanto del empate, con un disparo que se desvió en la zaga a un par de pasos de la línea de gol. Pero el arquero Marc-Andre ter Stegen hizo gala de reflejos para enviar el esférico a corner.

"En la primera parte encontramos soluciones; en la segunda nos ha costado y hemos tenido que jugar en nuestro terreno de juego, pero este equipo puede trabajar en cualquier partido, y si hay que ponerse el mono en tareas defensivas, hay solidaridad en todo el equipo", destacó Luis Enrique. "A pesar de la presión, el rival nos ha creado pocas ocasiones de gol".

Pese al tanto agónico de Aduriz, el Barsa sacó buenos dividendos en un duelo en que debió prescindir del argentino Messi, a quien dio descanso tras un golpe recibido en la pierna derecha durante el cotejo de liga disputado el fin de semana ante el Athletic, y del uruguayo Suárez, quien cumplió su segundo y último partido de suspensión tras insultar a sus rivales del Espanyol en la ida de los octavos de final.

Suárez, máximo artillero de la temporada de liga con 18 dianas, anotó tres el domingo en la paliza por 6-0 sobre el Athletic. El club vasco jugó ese duelo con 10 hombres por la expulsión del arquero Gorka Iraizoz, apenas a los cuatro minutos, tras cometer un penal.

Este duelo de cuartos es una reedición de la final del año pasado en la Copa del Rey, que Barcelona ganó por 3-1. Los dos clubes se midieron también en la Supercopa española unas semanas después, y Bilbao se impuso para conquistar su primer título de cierta relevancia en más de 30 años.

Pese al empate en Balaídos, Atlético de Madrid luce con posibilidades de resolver la serie en la capital española, donde ha ganado sus últimos nueve partidos. No obstante, el técnico argentino Diego Simeone lamentó que su equipo se vea obligado al triunfo.

"Está claro que a nosotros sólo nos vale ganar y al rival le vale cualquier empate que no sea el cero a cero", indicó.

Ambos equipos se enfrentaron hace 10 días por la liga española, y Atlético ganó 2-0.