Copa del Rey: Las lesiones complican al Barcelona

MADRID (AP). Con cuatro titulares en duda por lesiones, el Barcelona tratará de darle la estocada definitiva al Valencia en el choque de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey, donde el modesto Mirandés precisa remontar ante el Athletic de Bilbao.

El Mirandés es apenas el tercer club de la tercera división que alcanza la etapa de semifinales, pero tendrá que obrar otro milagro al visitar el martes el estadio San Mamés con un 2-1 en contra.

Barcelona, que hará de local el miércoles con la cuenta nivelada 1-1, tiene en duda a Andrés Iniesta, Alexis Sánchez, Pedro Rodrí­guez y Sergio Busquets.

El vigente campeón de España y Europa no ha irradiado las mejores sensaciones en sus últimos partidos, al mostrar señales de fatiga por su apretada agenda de partidos.

Se puede decir que Lionel Messi no ha estado en su mejor nivel, pero el astro argentino marcó el gol decisivo en la victoria 2-1 sobre la Real Sociedad.

Además, el técnico Pep Guardiola decidió darle descanso al volante Xavi Hernández en los dos últimos compromisos.

Xavi podrí­a estar de vuelta el miércoles en un duelo en el que los azulgranas mantienen una leve ventaja por el gol anotado como visitante.

"No sabemos lo que puede pasar, la verdad es que por el estilo de juego y por la agresividad el Barcelona genera muchas ocasiones en noventa minutos", dijo Diego Alves, el arquero brasileño del Valencia que en la ida le tapó un penal a Messi. "Está la idea de que el Barsa va mal, pero no es así­, aunque últimamente no ha conseguido tener muchí­simas ocasiones, sigue siendo el mejor equipo del mundo".

Los jugadores del Barcelona no se fí­an por ser locales.

"Lo más importante salir con la mentalidad de ganar, no confiarse", dijo el centrocampista argentino Javier Mascherano. "En cualquier momento te pueden marcar en copa. Una eliminatoria que parece encarrillada puede cambiar enseguida".

El Bilbao del timonel argentino Marcelo Bielsa pinchó el globo con las ilusiones del Mirandés al ganarle en la ida.

Verdugo de Villrreal, Racing de Santander y Espanyol, el Mirandés no renuncia a la posibilidad de dejar en el camino a un cuarto club de la primera categorí­a.

El Bilbao, que le apunta a un 24to tí­tulo de copa, quiere disputar una nueva final tras tres años.

"Ninguno de nosotros está dando por hecho que estemos en la siguiente ronda porque todaví­a queda un partido de al menos noventa minutos", dijo el zaguero Javi Martí­nez. "Afrontamos el partido como cualquier otro ante un rival que sabemos vendrá con toda la ilusión posible para seguir en el torneo ... tenemos el máximo respeto al Mirandés porque sabemos cómo son y estamos avisados de lo que pueden hacer".