Tras confesar en caso FIFA, hondureño Hawit pide libertad de movimiento restringida

El hondureño Alfredo Hawit, suspendido presidente de la Concacaf y exvicepresidente de la FIFA que se declaró culpable en el caso de corrupción de la entidad, pidió el viernes a la justicia estadounidense levantar el arresto domiciliario y que se le otorgue libertad de movimiento durante la jornada.

En una carta enviada al juez federal Robert Levy, el abogado defensor Justin Weddle solicita que "se permita a Hawit moverse durante el día" en un área limitada al condado Broward de Florida (sureste de Estados Unidos), donde cumple arresto domiciliario en casa de su hija.

Hawit continuaría pasando las noches en casa de su hija, según la solicitud, que tiene el consentimiento de la fiscalía.

El pasado 11 de abril, Hawit se declaró culpable de cuatro cargos en el caso de corrupción de la máxima entidad mundial del fútbol, y aceptó además que las autoridades estadounidenses le incautasen 950.000 dólares.

Hawit, de 64 años, fue extraditado a Estados Unidos el pasado 13 de enero desde Suiza, donde había sido detenido el 3 de diciembre de 2015, y en un principio se había declarado inocente de 12 cargos en su contra, obteniendo la libertad bajo fianza.

Hawit podría ser condenado hasta a 20 años de prisión por cada uno de los cargos, según la fiscalía federal estadounidense.