Fútbol inglés advierte posibles pérdidas multimillonarias

El fútbol inglés advirtió el martes que las pérdidas por la pandemia de coronavirus podrían superar los 1.000 millones de dólares y podría llevar a varios equipos a la bancarrota.

Los líderes de la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) y de la Liga Premier sonaron las alarmas, al tiempo que los jugadores de los equipos de la primera división se resisten a recortar sus salarios con el argumento de que la medida sólo beneficiará a los dueños ricos.

El presidente de la FA, Greg Clarke, instó al país a unirse para “mantener vivo al fútbol”.

En las categorías inferiores, el Sunderland de la tercera división y el Crewe — puntero de la cuarta división —anunciaron que pondrán a su personal, incluyendo a los jugadores bajo un esquema gubernamental de retención de empleo.

El presidente ejecutivo de la Liga Premier, Richard Masters, envió una carta al encargado de la comisión de deportes del Parlamento, Julian Knight, para defender la decisión de algunos clubes en la competencia más rica del mundo de acogerse a las medidas de protección del gobierno británico, haciendo que los contribuyentes tengan que pagar.

“El esquema anunciado por el gobierno es para toda la economía, incluyendo muchas empresas que se encuentran en el rubro del entretenimiento o que de otra forma dependen de gran talento”, escribió Masters. “No sólo nuestra industria está enfrentando pérdidas, pero para ser realistas debemos basar nuestros planes pensando que falta mucho tiempo para recuperarnos completamente”.

La Premier fue suspendida hace tres semanas cuando el Liverpool marcaba el paso con una diferencia de 25 puntos y con nueve partidos aún por disputar.

Masters dijo que la Liga Premier podría enfrentar pérdidas que alcanzarían los 1.200 millones de dólares si no se puede completar la temporada. Pero Knight, diputado conservador en la Casa de los Comunes, dijo que Masters “defiende lo indefendible” al justificar que los equipos de la Liga Premier utilicen “el dinero del esquema del gobierno”.

La FA dijo que la licencia a sus trabajadores es sólo un plan de emergencia pues ya redujeron los salarios, incluyendo el del entrenador de la selección nacional, Gareth Southgate, quien recortó su pago un 30%.

Como parte del esquema que implementó el gobierno para ayudar a los negocios a sobrevivir el confinamiento nacional, los empleados pueden ser puestos en licencia y recibir el 80% de su salario por parte del gobierno y hasta un máximo de 2.500 libras (3.000 dólares).

El lunes, el reinante campeón europeo Liverpool revirtió la decisión de darle licencia a sus empleados y se disculpó con la afición tras la reacción negativa del público.

El técnico del Manchester United Ole Gunnar Solskjaer defendió a los jugadores que han sido criticados por el gobierno por no reducir su salario.

“Es injusto pedirle a un individuo o jugadores en conjunto pues yo sé que los jugadores hacen un gran trabajo con las comunidades y los jugadores están haciendo mucho para ayudar en esta situación”, dijo Solskjaer.

Disculpándose con sus propios aficionados, el Liverpool se retractó el lunes de su decisión de inscribir a su personal no deportivo en el esquema del gobierno británico de retención de empleos durante la pandemia del coronavirus.

De acuerdo con el plan que tiene como objetivo de ayudar a los negocios a sobrevivir el confinamiento nacional, el personal puede ser colocado bajo licencia con el 80% de su sueldo por parte del gobierno, con un máximo de 2.500 libras (3.000 dólares) al mes