Guatemala inicia torneo de fútbol con modificaciones por la pandemia

El fútbol de Guatemala, pausado desde marzo por la pandemia del nuevo coronavirus, volverá a la acción este fin de semana, sin público y adaptado a las restricciones para evitar contagios de covid-19, que ha golpeado duramente al país.


El certamen se disputará en una primera fase con los 12 equipos divididos regionalmente en dos grupos, para evitar grandes desplazamientos y minimizar el riesgo de contagio de covid-19.


El grupo A quedó conformado por el capitalino Comunicaciones, uno de los dos equipos más populares de Guatemala donde juegan los panameños José Calderón y José 'Gasper' Murillo, Xelajú, Iztapa, Malacateco, Santa Lucía y Antigua.


El grupo B lo integran el también capitalino Municipal, vigente campeón, Cobán, Guastatoya, Sanarate y los recién ascendidos Sacachispas y Achuapa.


Luego, los 12 equipos jugarán a un solo duelo en un "intergrupo" para sumar puntos en una tabla general y definir los pases a los cuartos de final, semifinales y la definición del título en enero de 2021.


La presencia de público en los estadios estará condicionada a un sistema de alertas implementadas por el gobierno desde finales de julio pasado, que restringe o permite el ingreso de aficionados a partidos de acuerdo con la cantidad de contagios activos del coronavirus en cada poblado.


En el último reporte del sábado pasado, 60% de los 340 municipios del país se encontraba en alerta roja por tener más de 55 casos por cada 100.000 habitantes, por lo que inicialmente todos los juegos de la primera fase se realizarán a puerta cerrada.


La alerta anaranjada también prohíbe la presencia de aficionados, mientras que en la amarilla se flexibiliza la apertura al público con distancia de cuatro metros entre personas y en la verde el espacio debe ser de 2,5 metros.


Guatemala interrumpió a mediados de marzo el torneo Clausura-2020 debido al incremento de casos de coronavirus, y un mes después la Federación Nacional de Fútbol decidió finalizar la competencia sin proclamar campeón.