Higuita hace el "Escorpión" y anota en emotiva despedida

MEDELLIN, Colombia (AP). El guardavallas colombiano René Higuita ejecutó el domingo su legendario lance acrobático del "Escorpión" y anotó dos goles, _uno de tiro libre_ en medio del delirio de los hinchas en el partido de la despedida del célebre jugador.

Higuita agasajó a unos 30.000 aficionados al realizar en el Atanasio Giradot el "Escorpión" que patentó en el estadio de Wembley durante un partido Colombia-Inglaterra.

La acción del 7 de septiembre de 1995 fue escogida como la más brillante en la historia del balompié en una encuesta en un portal de internet .

"Viví­ el 'escorpión' en Inglaterra, fue fabuloso, un maravilloso espectáculo, casi me muero", recordó Hernán Darí­o Gómez, su técnico cuando comenzaba.

Néider Morantes, miembros del equipo Amigos de René, ejecutó un tiro libre a los 22 minutos. Higuita saltó y con los pies por encima de la espalda rechazó el balón con la suela de los botines.

Habí­a prometido hacer "escorpiones" y cristalizó uno.

Higuita, con la camiseta de la selección de Antioquia, convirtió un tanto de tiro libre a los 31 minutos al colocar la pelota cerca del palo derecho cuando el arquero Alex Márquez custodiaba el izquierdo.

El carismático arquero de 43 años de edad, pasó en la segunda parte ó al conjunto Amigos de René, y Dorlan Pabón le anotó a los 49 minutos.

Luego salió del arco, donde fue relevado por su hijo Andrés, y nuevamente vistió la camiseta verde y blanco de Antioquia. Ahora, en posición de atacante, anotó un gol a Oscar Córdoba a los 61 minutos.

El juego, que Antioquia ganó 3-1 a la formación Amigos de René, terminó con esta acción y dio paso al retiro formal de Higuita, quien estalló en llanto.

El "rey del Escorpión", el arquero-lí­bero que anotó más de medio centenar de goles y realizó atajadas espectaculares cerró así­ una carrera de casi 25 años.

Higuita será hecho abuelo en dos meses por su hija Pamela, de 17 años de edad.

Los peruanos César Cueto y Guillermo La Rosa, el ecuatoriano Alex Aguinaga y el guardavallas paraguayo Aldo Bobadilla figuraron entre quienes atendieron la invitación de Higuita, al igual que los ex futbolistas colombianos Carlos Valderrama, Faustino Asprilla, Córdoba, Leonel Alvarez y Ví­ctor Hugo Aristizábal.

"Recuerdo a las personas con dificultades en las cárceles, los hospitales, a los niños enfermos y todos a quienes pasaron por Atlético Nacional, imposible no recordar a quienes ya no están (fallecieron), ellos siempre están a mi lado", expresó entre lágrimas ante el silencio de los espectadores que fue roto por un toque de diana.

Higuita aprovechó el momento para hacer un llamado por la paz y solicitar la liberación de los secuestrados.

"Es un pedido que hago a los grupos armados, yo creo que sí­ se puede ... Sí­ de puede", expresó y los aficionados repitieron las palabras de su í­dolo.

Higuita, leyenda del fútbol colombiano, recibió varias placas de reconocimiento y flores.

El también arquero Córdoba le entregó la distinción de la Federación Colombiana de Fútbol.

"Le aprendí­ mucho, René dejó una excelente escuela, su personalidad es arrolladora", dijo Córdoba.

Los aficionados vestidos de verde y blanco, los colores Antioquia y del Atlético Nacional, el conjunto que lanzó a Higuita al estrellato, no dejaron de entonar cánticos.

"Olé olé René René", retumbó en el estadio adornado con pancartas que decí­an "René siempre í­dolo", "René siempre Loco", "Loco Higuita no alcanzará la vida para agradecerte", "Tus locuras hoy son leyenda", "Gracias Loco por nunca ser cuerdo", "René Higuita rey libertador", "Sólo pido a Dios que Higuita juegue para siempre", "Tu locura te hizo grande".

Los seguidores del conjunto verde no olvidan la noche de inspiración de Higuita, cuando atajó cuatro penales y convirtió uno en el partido que el Nacional venció a Olimpia de Paraguay en la final de la Copa Libertadores de América de 1989.

"¡Lo amo!", exclamó Alvarez, compañero de Higuita en Nacional y en la selección.

"Es sólo el final de un ciclo competitivo pero el comienzo de una nueva etapa porque quiero seguir vinculado al fútbol", expresó Higuita.

El arquero se arrodilló en la cancha, luego se paró y con la cabeza gacha y lloroso se dirigió al vestuario.

Higuita donará la mitad de la recaudación a menores pobres que requieren intervención quirúrgica de paladar hendido. Los aficionados respondieron a su llamado y además donaron arroz para los damnificados por el sismo en Haití­.