Inicio de La Liga española en duda por conflicto de fechas

Nueva temporada, la misma pelea.

La Liga española y la federación nacional han vuelto a enfrentarse, esta vez sin esperar al inicio de la temporada.

El arranque del campeonato está en veremos debido a la disputa entre las dos entidades sobre si pueden disputar partidos los viernes y lunes.

La Liga pautó el duelo entre Granada y Athletic Bilbao la noche del viernes para levantar su telón, pero la federación pidió que se dispute durante el final de semana al oponerse a la realización de partidos los lunes y viernes. También reclamó que el Alavés-Real Betis se juegue el sábado o domingo.

Federación y liga mantienen un prolongado pulso sobre la adición de los viernes y lunes en la parrilla de partidos, con ambas partes obteniendo victorias legales en diversos tribunales. La federación cedió al final de la pasada temporada debido a la pandemia de coronavirus y permitió que el torneo liguero programase partidos en esos días para poder completar el campeonato.

Pero ha vuelto a advertir que en definitiva se opone a que se juegue los lunes y viernes.

La Liga, por su parte, considera que aún se debe jugar en esos días durante esta temporada, dado que aún no se permite la presencia de público en los estadios y se mantiene un estricto protocolo sanitario.

El punto de vista de la federación se sustenta por el rechazo de la asociación de futbolistas de España. La Liga, en cambio, afirma que esos días son importantes para los dueños de los derechos audivisuales.

Ambas partes presentaron sus argumentos ante un juez del comité de competición el miércoles, anticipándose un fallo expedito. La Liga expresó inconformidad que un juez vinculado a la federación tenga la palabra final.

El presidente de la federación Luis Rubiales y el jerarca de la liga Javier Tebas han sostenido múltiples diferencias en años recientes. Pactaron una tregua durante la pandemia, pero no han tardado en volver a las recriminaciones.

Sólo siete de los 10 partidos de la primera fecha se disputarán este fin de semana, ya que se pospusieron los compromisos de equipos que compitieron en copas europeas, como fue el caso de Barcelona, Sevilla, Atlético de Madrid y el reinante campeón Real Madrid.