Londres: Brasil tiene todo a favor para pasar a final

MANCHESTER, Inglaterra (AP). Sobrevuelan los presagios más optimistas para Brasil en su ruta hacia el ansiado oro olí­mpico: no hay ninguna duda que su rival Corea del Sur es netamente inferior en este choque por el pase a la final del fútbol masculino de Londres 2012.

Pero siempre hay ricos como el equipo de Neymar que apuestan todo y se quedan sin nada. O humildes como Corea del Sur, que con un par de fichas cosechan una fortuna.

Aunque le costó más de la cuenta dejar atrás a Honduras con un ajustado 3-2, Brasil es claro favorito en este duelo ante unos sudcoreanos que sorprendieron eliminando al local Gran Bretaña por penales, luego de un 1-1 durante los 90 minutos.

Con un equipo experimentado, en el que Neymar tiene lujosos acompañantes como Oscar, Thiago Silva y Leandro Damiao, a Brasil solo le faltan dos pasos para agregar el primer oro olí­mpico a sus nutridas vitrinas que desbordan de Copas del Mundo (5) y de Copas América (8), además de otros campeonatos de importancia.

El técnico de Brasil Mano Menezes trató de quitarle presión a sus dirigidos al señalar que no hay que pensar en esa ausencia del oro y jugó al misterio con respecto a la táctica y al equipo que desplegará en la cancha.

"No vamos divulgar nuestra formación ni vamos a hablar de los puntos fuertes y débiles de Corea del Sur", dijo el técnico. "No queremos darle ninguna ventaja al adversario".

Sin embargo, Menezes si accedió a ventilar generalidades de los sudcoreanos: "Tienen un juego bastante intenso, de mucha movilización y con atletas capaces de mantener buen ritmo durante los 90 minutos".

Su colega sudcoreano Hong Myung Bo, dijo que "jugar contra un gran equipo del mundo será una muy buena experiencia. Nuestros jugadores están muy cansados después del esfuerzo (de cuartos de final)".

Brasil cuenta con nombres rutilantes, pero Corea del Sur tiene a un par de jugadores que juegan en ligas europeas como el volante ofensivo Ji Donwon (Sunderland inglés), el mediocampista Koo Jacheol (FC Augsburg alemán) y el atacante Park Chuyoung (Arsenal inglés).

En su ruta hacia las semifinales, Brasil venció a Egipto (3-1), Bielorrusia (3-1) y Nueva Zelanda (3-0).

Corea del Sur también avanzó invicto con un empate ante México (0-0), un triunfo sobre Suiza (2-1) y otra igualdad con Gabón (0-0).

El partido se jugará en el mí­tico estadio Old Trafford, otra de las catedrales del fútbol inglés, al menos para los fanáticos del Manchester United.

El ganador del partido entre Brasil-Corea del Sur, que empezará a las 19.45 (1845 GMT), jugará la final ante el que salga airoso del duelo entre México y Japón, que chocarán también el martes pero en el estadio Wembley, de Londres.