Míchel: "Intento tomar con naturalidad" la comparación con Bielsa

El entrenador español del Marsella, José Miguel González 'Míchel', dijo en una entrevista con la AFP que intenta tomarse "con naturalidad" las habituales comparaciones con el argentino Marcelo Bielsa, su predecesor en el cargo.

El 'Loco' Bielsa abandonó el equipo marsellés por sorpresa tras la primera jornada de esta temporada, el pasado mes de agosto, y ello obligó al club a llamar de urgencia a Míchel.

El Marsella finalizó cuarto de la liga francesa la pasada temporada y en la actual el equipo va remontando poco a poco en la tabla y es ahora octavo, a 4 puntos de esa cuarta posición y a 6 de la tercera, que marca el límite de los puestos de Liga de Campeones.

P: Ha tenido que convivir desde su llegada al Marsella con el 'fantasma de Bielsa', aunque hay veces que es usted el que habla de él...

R: Yo hablo cuando me preguntan. Intento tomarlo con naturalidad. La gente tiene la costumbre de hacer una comparación y en la comparación yo doy datos. Eso no significa que yo esté hablando de Bielsa, hablo de la pregunta que me hacen. Por ejemplo, me hablan del año pasado... Pues el año pasado el equipo quedó cuarto y se clasificó para la Europa League, y nosotros podemos hacerlo. Eso además teniendo en cuenta que este año el equipo ha tenido circunstancias diferentes, con menos jugadores, menos presupuesto, con el hecho que no es normal que un entrenador se vaya tras la primera jornada... Eso no es hablar de Bielsa, es hablar del equipo.

P: Ahora en la Europa League va a enfrentarse al Athletic, un exequipo de Bielsa, ¿serán inevitables también allí esas alusiones?

R: Forma parte más del espectáculo, de la prensa. No tiene nada que ver con lo que hacemos nosotros. Es como cuando hablan de los entrenadores.. ¿Guardiola es un gran entrenador? Sí. ¿Pero qué haría aquí (en el Marsella)? ¿Qué haría yo si tuviera el coche de (Lewis) Hamilton (el campeón mundial de Fórmula 1)? ¿Llegaría yo antes a mi casa con ese coche que él con el mío?

P: Fue futbolista, pero justo después trabajo de comentarista. ¿Le cansó el fútbol?

R: Estuve ocho años en los medios de comunicación y me vino bien para incorporarme luego a esta vida laboral. Nunca me canso del fútbol. Al principio no quería serlo (entrenador), pero había algo dentro de mí que sí quería. No quería serlo porque sospechaba que era tan injusto como realmente sí que es esto de ser entrenador. Es como cuando vas a ver una obra de teatro o una película y sabes quién es el culpable siempre: el mayordomo.

P: ¿Le ha hecho bien en su vida haber ido al psicólogo?

R: Me ha hecho bien. Me hizo cambiar cosas en mi vida. Antes tenía un carácter distinto y ahora he intentado modificar cosas. Eso me ha ayudado mucho. A veces tenía demasiado pronto y ahora soy mucho más calmado.

P: Su padre fue futbolista y tuvo que retirarse por un accidente. ¿Le ha influido eso de alguna forma para que fuera futbolista?

R: No me hice futbolista por eso. Mi padre quería ser futbolista y no podía, primero porque tuvo un accidente (a los 26 años) y luego porque tenía que salir a trabajar. Eran otros tiempos. Mi padre no podía permitirse esperar para ver si podía ser futbolista, tenía que llevar un sueldo a casa.

P: En su carrera como jugador tiene buenos recuerdos y también malos, como los cuartos de final (perdidos en el Mundial de México-1986) ante Bélgica...

R: Daría todo por volver a ser futbolista, menos a mi mujer, mis hijos y mi nieto. Pero daría todo lo material por poder volverlo a intentar. (En los cuartos de México-1986) perdimos un partido, pero mi recuerdo global es que he sido más que feliz como futbolista. He tenido victorias y derrotas. Hay algo que guardo en mi recuerdo especialmente, cuando me dijeron que iba a jugar en el Real Madrid y luego el último día que jugué en el Bernabeu.