Ministro ruso dice que preparativos para Mundial-2018 van bien pese a retrasos

El ministro ruso de Deportes, Vitaly Mutko, aseguró que los preparativos para el Mundial de fútbol de 2018 van por buen camino pero admitió que hay retrasos en la construcción de hoteles en las ciudades anfitrionas.

"Hay problemas de retrasos de construcción de hoteles en un buen número de regiones ya que muchos son proyectos de inversiones", admitió Mutko, ministro de Deportes de Rusia, a la agencia R-Sport este miércoles.

Mutko lamentó que las dificultades económicas del país hayan ralentizado las obras de construcción en las once ciudades anfitrionas de la competición.

"La crisis ha afectado a los inversores", dijo, precisando que las ciudades de Kaliningrado, Volgogrado y Rostov-on-Don han tenido problemas.

Según Mutko, la "situación complicada" de la economía rusa, ligada a las sanciones de los países occidentales y a la bajada de los precios del petróleo, no afectaron el presupuesto del Mundial.

En junio, Rusia recortó 30.000 millones de rublos (426 millones de euros) del presupuesto.

Mutko estimó además que cree que el torneo de fútbol servirá para suavizar las relaciones entre Moscú y Occidente, en un contexto complicado desde la anexión de Crimea el pasado año y por el apoyo ruso al régimen de Bachar al Asad en Siria.