Osvaldo no delatarí­a a jugador que venda partido

ROMA (AP). El atacante argentino de la Roma, Pablo Daniel Osvaldo, sostuvo que no denunciarí­a a un jugador dispuesto a vender un partido y que no cambiarí­a para nada tener en el equipo a un homosexual.

"Lo que sucede en el camarí­n debe quedar ahí­, yo no soy un delator, pero tampoco miro para otra parte, sino que lo mato a golpes", señaló en una entrevista que será publicada el jueves por la revista GQ, adelantada una sí­ntesis el miércoles.

También se mostró mucho más abierto que la mayorí­a de los futbolistas italianos sobre la presencia de homosexuales en el mundo del fútbol.

"Pienso que nuestra sociedad no es la Albania de los años cincuenta, pero sobre el tema estamos siempre atrás", afirmó.

"Para mi no cambiarí­a absolutamente en nada tener un gay en el equipo. Son personas libres, antes que futbolistas", agregó en la entrevista.

De otro lado, se mostró en desacuerdo con aquellos que dicen que los hinchas tienen derecho a todo.

"Yo pierdo un balón y él me vomita encima su odio. No es normal. Si fuera así­, si él se equivoca en su trabajo, yo podrí­a irle a pegar, arrojarle una banana o decirle que su madre no es una buena mujer", comentó.

Dijo que le gustarí­a poder llevar una vida normal, "pero en Italia es imposible, mientras que en Barcelona, cuando jugaba con el Espanyol, lo hací­a. Iba con un amigo a la Plaza Catalunya, el hací­a retratos a la gente y yo tocaba la guitarra. No me reconocí­an. Era hermoso".