Perú busca romper larga sequía sin ir al Mundial

Después de más de tres décadas de ausencia, Perú se ilusiona con volver a una Copa del Mundo.

Las esperanzas se sustentan en su veterano trío de delanteros conformados por Paolo Guerrero, Claudio Pizarro y Jefferson Farfán. También un renovado grupo de figuras como Luis Advíncula y Christian Cueva. Todos dirigidos por Ricardo Gareca, el técnico argentino que dirigirá en su primera eliminatoria mundialista tras un inesperado tercer puesto en la reciente Copa América.

Guerrero, delantero de 31 años del Flamengo brasileño, es el referente del equipo. Guerrero fue el máximo goleador de la Copa América en julio pasado en Chile, donde Perú repitió el tercer lugar alcanzado hace cuatro años.

Y aunque el máximo certamen del fútbol sudamericano no es garantía para salir victorioso en las eliminatorias, el tercer lugar sirvió para despejar el pesimismo en torno a la selección. Un reciente sondeo de la firma Ipsos Perú reflejó un apoyo de 91% al "Tigre" Gareca, quien asumió las riendas de Perú en marzo.

Gareca afirma que se debe "dejar de mirar para atrás".

El pasado es una acumulación de ocho fracasos consecutivos en eliminatorias mundialistas que poco más de dos decenas de entrenadores no han podido modificar a partir de la participación en el Mundial de 1982, que cerró el ciclo de la generación encabezada por Teófilo Cubillas

En la más reciente lucha para conseguir un boleto mundialista, para Brasil 2014, Perú culminó séptimo, a 10 puntos de la zona de clasificación.

Pero Gareca, quien en 2008 dirigió al popular club local Universitario y conoce la vieja deuda de la selección con los peruanos, afirma estar convencido de que la Blanquirroja "llegará mejor de lo que llegamos a la Copa América". Su esquema táctico dinamizó en sus ocho meses de trabajo el juego corto al ras del piso, la presión al rival y la posesión del balón.

El trayecto para alcanzar Rusia 2018 comienza en octubre con una visita ante Colombia y como local contra Chile.

Sin embargo, en los más recientes amistosos disputados en septiembre, Perú cayó 2-1 contra Estados Unidos y empató 1-1 con Colombia, en una confirmación del rendimiento irregular del seleccionado. Luego de los encuentros, Gareca resaltó que es vital evitar que "nos den vuelta fácilmente el partido" y atacar con "insistencia".

Los amistosos han mostrado que Gareca seguirá dependiendo de los veteranos Farfán, Pizarro y Juan Vargas, quienes han participado en las últimas tres eliminatorias y conocen el sinsabor de mirar los mundiales desde un televisor. El lateral Vargas (Real Betis) se perderá las primeras dos fechas debido a un esguince de la rodilla derecha.

Gareca también ha buscado jugadores más jóvenes. El lateral Luis Advíncula, de 25 años, se destacó en la Copa América por su velocidad en el ataque y potencia para recuperar la pelota. Aunque tiene un dolor muscular en la pierna izquierda, el jugador del Bursaspor turco dijo estar listo para el encuentro inaugural con Colombia en Barranquilla.

Otro convocado es Cueva, un volante de 23 años que milita en el Toluca de México. Cueva es habilidoso por la banda izquierda, aunque ha tenido problemas de conducta que Gareca ha dedicado tiempo en moderar.

Carlos Ascues, André Carrillo, Paolo Hurtado, Yordy Reyna, Renato Tapia, Yoshimar Yotún y Carlos Zambrano son otros veinteañeros que militan en el fútbol europeo.

Gareca también ha llamado a jugadores del medio local como los mediocampistas Joel Sánchez y Carlos Lobatón.

"El techo en la selección se lo pone uno mismo...estamos en condiciones de hacer un buen inicio de las eliminatorias", señaló Gareca.