Presidente de federación egipcia renuncia

EL CAIRO (AP). El presidente de la federación egipcia de fútbol y todos los integrantes de la junta directiva de la entidad renunciaron a sus cargos el sábado, luego de haber sido despedidos por el primer ministro del paí­s tras los disturbios que se desataron al final de un partido y que dejaron más de 70 muertos.

Las autoridades también emitieron una orden de impedimiento de salida a Samir Zaher, el presidente de la federación, al tiempo que se investiga del peor episodio de violencia en la historia del fútbol egipcio.

Zaher y su directiva fueron despedidos el jueves por el primer ministro egipcio Kamal el-Ganzouri a raí­z de la violencia en el partido de liga. Eso pudo haber sido considerado como un acto de interferencia gubernamental en el fútbol, lo cual la FIFA no tolera.

Las renuncias del sábado serí­an aceptadas por la FIFA.

En tanto, los choques con las fuerzas de seguridad tras lo ocurrido el miércoles en la ciudad de Port Said arrecieron y el saldo de muertos en los mismo alcanzan la docena.

Los manifestantes exigen el fin del gobierno militar y una indemnización para las ví­ctimas fatales de la violencia posterior al partido.

Cientos de personas protestaron el sábado en la mañana en la Plaza Tahrir de la capital egipcia así­ como en las cercaní­as del Ministerio del Interior, y sumaron a sus reclamos reformas en la policí­a.

Otros inconformes pedí­an a gritos la ejecución del gobernante militar de Egipto al que acusan de mala gestión en la transición del paí­s a la democracia. Horas después hubo enfrentamientos entre la policí­a y los manifestantes, según los cuales los agentes lanzaron gases lacrimógenos contra los concentrados cerca del ministerio.

Los manifestantes también están indignados con la policí­a y acusaron a las fuerzas de seguridad de no impedir el ataque y estampida al término del partido de fútbol del miércoles, sucesos que dejaron 74 muertos en la ciudad mediterránea de Port Said.