Sub20: Brasil no sólo depende de Neymar, pero...

AREQUIPA, Perú (AP). La victoria sobre Colombia dejó claro que Brasil no sólo depende de Neymar para remecer redes.

Pero el estelar delantero del Santos también aparece cuando la "Verdeamarela" más lo necesita. Así­ fue ante Paraguay y luego ante Colombia.

Brasil es el equipo más contundente en lo que va del Sudamericano juvenil, con siete goles anotados y tres en contra en dos salidas.

En su segundo compromiso el jueves por la noche, Brasil se fue al vestuario en tablas con Colombia y se salvó que un tiro libre de Edwin Cardona se estrelló contra el travesaño.

Fue una primera parte en que Neymar casi ni se notó, fue bien cuidado por la defensa rival y se le vio haciendo gestos de molestia porque no le pasaban la pelota.

Brasil no quiere que su artillero pierda la paciencia.

Pero el actual campeón vigente se reacomodó en ataque en el complemento y marcó dos tantos en cuestión de ocho minutos, un cabezazo certero de Casey y un toque a la red de Willian a pase casi con la mano dentro del área del mediocampista Lucas, quien fue un todoterreno en la cancha.

¿Y Neymar hasta ese momento? Bien, gracias.

A los 65 llegó el gol del descuento de Colombia por intermedio de Cardona, quien cobró la pena máxima a la perfección. Fue el segundo tanto de penal del volante del Atlético Nacional en el torneo.

Colombia se le vino encima a Brasil con endiabladas entradas por la banda del atacante Fabián Castillo y todo parecí­a que el gol del empate se aproximaba.

Pero a cuatro minutos del final en una jugada de contragolpe apareció Neymar y el chico maravilla de Brasil sentenció las cosas.

Se metió por un costado y dejó atrás a un defensor para fusilar a Andrés Mosquera con un rayo que le pasó por encima de la cabeza del arquero colombiano antes de perforar la red.

La victoria dejó a Brasil con seis puntos y con un pie en la ronda final, en que se disputarán los cuatro cupos para el Mundial de Colombia juvenil de este año y los dos preciados pasajes al fútbol de los Juegos Olí­mpicos del 2012.

El siguiente rival de la "Verdeamarela" el domingo será Bolivia, el equipo más débil de la zona.

¿Qué podrí­a esperarse de ese encuentro? Tanda de goles brasileños, a lo mejor.