Wolfsburgo trata de seguir adelante sin Malanda

WOLFSBURGO (AP). El club alemán Wolfsburgo sigue adelante con sus planes de iniciar los entrenamientos en Sudáfrica a pesar de la muerte de su volante Junior Malanda, quien falleció el sábado en un accidente automovilístico.

"No fue una decisión fácil pero estamos absolutamente seguros que es la correcta. El (Malanda) buscaba el éxito, lograr grandes cosas con nosotros, y es lo menos que podíamos hacer por él", comentó el gerente general del Wolfsburgo, Klaus Allofs.

El equipo tiene programado viajar a Ciudad del Cabo el domingo por la tarde.

Malanda, un prometedor volante belga de 20 años, murió cuando el automóvil Volkswagen Touareg en que viajaba en el asiento trasero se salió de la carretera cerca de Bielefeld, en el oeste de Alemania. Malanda se dirigía a encontrarse con sus compañeros de equipo para acudir a un entrenamiento planificado para el sábado por la tarde.

El conductor y otros pasajeros, también jóvenes belgas de 20 años, sufrieron lesiones graves y fueron trasladados a hospitales cercanos.

El Wolfsburgo contará con terapeutas para ayudar a sus jugadores a lidiar con la muerte de su compañero.

"Todos se encuentran completamente desconsolados. Los jugadores se hallan en un terrible estado", dijo Allofs.

El técnico del Wolfsburgo, Dieter Hecking, luchó para contener el llanto y ocultar su pena durante la conferencia de prensa del domingo.

"Junior era un joven futbolista excepcional, talentoso y lleno de vida. Su muerte deja un enorme vacío", declaró Hecking.

Cientos de aficionados se congregaron el domingo para despedir al jugador en una marcha silenciosa. Muchos de ellos colocaron flores, veladoras, fotografías y bufandas con los colores del equipo en la cancha del estadio de Wolfsburgo.

Malanda llegó a Wolfsburgo procedente del club belga Zulte Waregem en enero de 2014. Llevaba dos goles anotados y cuatro asistencias en 17 partidos en la Bundesliga. Previamente había jugado con el cuadro de suplentes del Lille de Francia, equipo al que llegó a sus 12 años.

ETIQUETAS