El Silk Way Rally ruge en las estepas de Mongolia

Grandes estepas polvorientas y praderas desiertas con caballos y ovejas: en su novena edición, el Silk Way Rally (Rally de la Ruta de la Seda) atraviesa por primera vez Mongolia.

Este rally, creado en 2009, volvió a la vida en 2016 después de dos años de ausencia.

La prueba, inicialmente disputada esencialmente en territorio ruso, cambió de dimensión, con un recorrido de Moscú a Pekín, con etapas también en Kazajistán y China.

Este año fueron 181 los competidores de las categorías de motos, autos y camiones. Empezaron en Irkustk, en la Siberia Oriental rusa, el 6 de julio, no lejos de lago Baikal.

Después de 10 etapas y más de 5.000 kilómetros de carrera la llegada final está prevista en Dunhuang, en China, en el corazón del desierto del Gobi.

El catarí Nasser Al Attiyah, vencedor en enero de su tercer rally Dakar, domina por el momento en la clasificación de autos. En motos es el español Oriol Mena el que lidera la carrera.