Federer gana, pero se lleva otro susto en el US Open

 Como calco de su debut, Roger Federer debió remontar para avanzar en el Abierto de Estados Unidos. De menos a más, el tercer preclasificado venció el miércoles 3-6, 6-2, 6-3, 6-4 a Damir Dzumhur y se instaló en la tercera ronda del torneo.

Con el techo del estadio Arthur Ashe cerrado por una tarde lluviosa, el astro suizo repitió el trámite de su primera presentación el lunes, cuando cedió al primer set ante Sumit Nagal, un indio que sorteó la fase preliminar, para luego acelerar el paso.

Lo repitió ante el bosnio Dzumhur, el número 99 del ranking, acumulando 58 golpes ganadores para duplicar la cuenta de su rival.

Federer ganó, pero siguió despertando dudas sobre si su confianza está a tope tras haber perdido la final de Wimbledon — en la que desperdició dos bolas de partido con su saque en el quinto set ante Novak Djokovic. Luego, sufrió una temprana derrota en Cincinnati.

La cuenta de errores no forzados de Federer se disparó a 45, cinco más que Dzumhur.

“No hay un secreto como tal para un buen arranque, salvo calentar bien y estar mentalmente preparado”, comentó Federer sobre sus problemas en el primer set. “No se subestima a un oponente. Yo hice todo eso. Ustedes me conocen. Siempre lo hago”.

“Cuando te pasa en partidos seguidos, es un poco más frustrante... especialmente cuando el nivel está en el suelo, cometes tantos errores y no encuentras la energía”, añadió.

El cinco veces campeón del US Open quedó con marca de 19-0 en duelos por la segunda ronda en Flushing Meadows y quedó a la espera del ganador del partido entre Lucas Pouille y Daniel Evans.

“Hay margen para mejorar, lo cual es algo grande de ahora en adelante”, sostuvo.

El de Federer fue uno de los primeros partidos que en la actual edición del certamen se jugaron tras activar los techos retráctiles de las dos canchas principales debido a la pertinaz llovizna que empezó a caer desde temprano.

La lluvia no cesó, y los organizadores del certamen debieron posponer todos los partidos previstos al aire libre durante la jornada.

Uno de los que pudo jugar fue Kei Nishikori, el séptimo cabeza de serie, quien doblegó 6-2, 4-6, 6-3, 7-5 al estadounidense Bradley Klahn en el estadio Louis Armstrong. Tras dejar que se le escaparan cuatro bolas de partido, el japonés conoció el tipo de emboscada que ha dejado fuera de competencia a la mitad de los 12 primeros preclasificados.

La ucraniana Elina Svitolina (5ta preclasifcada) revirtió un 3-0 adverso en el segundo set y derrotó 6-4, 6-4, a Venus Williams. También ganó la checa Karolina Pliskova (3ra preclasificada), imponiéndose 6-1, 6-4 ante la georgiana Mariam Bolkvadze.

El croata Borna Coric (12do cabeza de serie) se retiró del torneo por una dolencia en la espalda, con lo que el búlgaro Grigor Dimitrov avanzó sin jugar. La baja de Coric se sumó a una larga lista de preclasificados que se han ido temprano, como Dominic Thiem (4), Stefanos Tsitsipas (8), Karen Khachanov (9) y Roberto Bautista Agut (10), quienes sucumbieron el martes.