Cosby enfrenta clima totalmente diferente en 2do juicio

FILADELFIA (AP) — La primera vez el jurado no pudo ponerse de acuerdo en si aceptar la historia de una mujer a quien “El papá de Estados Unidos”, Bill Cosby, habría atacado sexualmente hace una década. Ahora Cosby enfrenta un segundo juicio que iniciará en menos de 90 días en un clima cultural bastante diferente, uno en el que hombres poderosos desde Hollywood hasta el Senado están cayendo por denuncias de acoso o abuso.

El jurado en el caso de Cosby llegó a un punto muerto ante los cargos de que drogó y abusó sexualmente de una mujer en 2004, y el juez declaró un juicio nulo en junio. Pero eso fue antes de que las revelaciones sobre el productor de cine Harvey Weinstein y el movimiento #MeToo (#YoTambién) llegaran al debate público.

El cambio está claramente en la mente de Cosby. El comediante le dijo bromeando a un reportero el miércoles afuera de un restaurante en Filadelfia: "Por favor no me pongan en el MeToo".

Expertos legales dicen que el cambio radical ahora que se les cree y apoya a las víctimas de acoso y abuso, y las ramificaciones casi inmediatas para tantos hombres famosos, seguramente repercutirá en el segundo juicio de Cosby, que comenzará el 2 de abril.

“Ante la división de opiniones de la vez pasada, el reto estará en la selección del jurado”, dijo el abogado de Los Angeles Mark Geragos, quien no está involucrado en el caso de Cosby pero cuyos clientes han incluido a Michael Jackson. "Casi todos los casos se ganan y se pierden en la selección de jurado, en este caso en especial”.

En el primer juicio de Cosby, la selección de jurado se cambió a Pittsburgh por temores de que la prominencia del caso dificultara encontrar miembros del jurado que no tuvieran opiniones sesgadas en el área de Filadelfia. Cosby tiene un nuevo equipo legal y su estrategia podría ser muy diferente.

El astro de "The Cosby Show" (“El show de Bill Cosby”) está acusado de dopar con píldoras a Andrea Constand y abusar sexualmente de ella en su casa en Filadelfia. Él ha dicho que Constand, quien trabajaba para el programa de basquetbol de la Universidad de Temple, accedió a su encuentro sexual.

“Se trata de si le crees a la víctima o no, y los eventos del último año definitivamente hacen que el caso sea más difícil para Cosby", dijo el abogado penal de Filadelfia Alan J. Tauber, quien no está involucrado en el caso. “La gente común está viendo cómo gente a la que respetaba y en la que confiaba está perdiendo la autoridad con acusaciones terribles”.

Los abogados de Cosby no respondieron llamadas y correos electrónicos en busca de comentarios.

En un caso como el de Cosby, en el que la evidencia es principalmente testimonial y no física, la credibilidad es clave.

Diane Rosenfeld, académica y directora del programa sobre violencia de género en la Escuela de Derecho de Harvard, cree que el gran apoyo que han recibido las víctimas surgió tras las acusaciones contra Weinstein y no por las de Cosby por dos motivos: la credibilidad percibida de las víctimas y la popularidad del acusado.

“Bill Cosby había sido un héroe estadounidense muy preciado por darnos una visión amigable y accesible de una familia afroestadounidense exitosa”, dijo. “Tenía una presencia pública tan adorable que sus acusadoras no tenían tanto poder colectivamente o tanta notoriedad pública como las víctimas en el caso de Weinstein".

A medida que el movimiento #MeToo obtuvo impulso, los acusados perdieron empleos, programas de televisión, contratos para libros y un escaño en el senado. Kevin Spacey incluso fue borrado por completo de una película.

"Creo que el cambio llegó para quedarse”, dijo Carol Tracy, directora ejecutiva de Women's Law Project en Filadelfia. "Quizá no esté en la primera plana el próximo año, pero sí creo que va a tener un impacto significativo al avanzar en el sistema de justicia penal y en el modo en que los miembros del jurado revisan esos casos”.

La abogada de Constand dijo que quedó anonadada tras escuchar el comentario de Cosby sobre el movimiento #MeToo.

“Aparentemente el señor Cosby todavía cree que el abuso sexual es un asunto de risa”, dijo la abogada Dolores Troiani. "Esperemos que sea el único con esa opinión”.

The Associated Press no suele identificar a personas que dicen haber sufrido de abuso sexual a menos que tengan autorización, como en el caso de Constand.

El fiscal de distrito de Montgomery Kevin Steele, quien participará en el segundo juicio de Cosby, dijo en un comunicado que espera que el resultado positivo sea que las víctimas sientan que pueden ser escuchadas.

"Y por varias razones”, dijo. “Eso parece estar ocurriendo en todo el país”.

Será difícil encontrar un jurado de 12 personas que absuelva a Cosby en el clima actual, predijo Tauber.

"La victoria", dijo el abogado penalista, "sería otro juicio nulo”.