Las mujeres estamos en partido

De niña yo soñaba con jugar en un Mundial. Era muy pequeña e ingenua para darme cuenta que el fútbol era un deporte para niños, y mi teoría basada en "de aquí a que yo sea grande el Mundial será mixto" estaba un poco lejos de la realidad.

A mis 6 años viendo el Mundial de Italia 90 mi ídolo era Salvatore "Toto" Schilachi, y yo quería jugar como él y anotar goles como él. Los años pasaron y la vida me llevó por muchos caminos, pero mi pasión por el fútbol se mantuvo igual.

Hoy a mis 30 años voy para mi segundo Mundial, no como jugadora, sino llevándole la información de todo lo que acontece a los televidentes. Y claro, sigo admirando jugadores, y en el fondo queriendo jugar como ellos y anotar goles como ellos. ¿Pero sigue siendo el futbol un deporte para niños?

Yo les digo que no. Ya no es raro o extraño que una mujer o una niña le guste este hermoso deporte. Y ojo, no es que les guste porque el uniforme está bonito, o el jugador este guapo (aunque por nuestra naturaleza femenina es inevitable que el pensamiento nos cruce por la mente).

A las mujeres les gusta el fútbol como deporte. Porque también nos apasiona, porque lo vivimos muchas veces con más sentimiento que los hombres, porque nos gusta ganar y que nuestro equipo anote goles, y porque entendemos el juego y sabemos que no siempre puede ser bonito.

En este mundial de Brasil 2014 el número de mujeres sintonizando partidos alrededor del mundo será mayor que nunca. En Alemania 2006 el 39% de la audiencia eran mujeres, y para este Mundial se estima que lleguemos a ser casi la mitad de la audiencia que este observando y viviendo cada partido.

Así es que preparen las camisetas, combínenlas con una cinta en la cabeza, y mastiquen bien sus estadísticas, porque a pocos días de que inicie la fiesta más grande del fútbol, NOSOTRAS estaremos metidas en partido con igual o mayor sentimiento que los hombres!