Mundial: Tabárez, un maestro pragmático

SETE LAGOA (AP). No se confíe cuando Oscar Tabárez dice que Uruguay no es potencia ni puede ser considerado candidato a pelear la Copa Mundial.

El técnico que más tiempo lleva al frente de una se las selecciones que disputarán el Mundial sabe que cuenta con un equipo que hace cuatro años llegó a las semifinales en Sudáfrica y que hoy acude a la cita máxima del fútbol con casi los mismos jugadores y mucha más experiencia que entonces.

Los pergaminos de Inglaterra e Italia, rivales del equipo charrúa en el Grupo D, junto con Costa Rica, no le quitan el sueño. Está convencido de que se puede ganar o perder con cualquiera, que los resultados a veces son caprichosos. Y que si el trabajo y la unidad es lo que marca el camino del éxito, Uruguay tendrá un gran Mundial.

"Tenemos una historia larga, que arranca en el 2006. Le dije a los jugadores que lo principal era tener una adhesión total a la camiseta", comentó el "Maestro" en su primera conferencia de prensa en la concentración uruguaya en las afueras de Belo Horizonte.

Esa entrega total "se fue logrando poco a poco y hoy es parte de nuestra fortaleza", comentó. "No somos potencia, pero nos sentimos más fuertes que cuando empezamos por el esfuerzo grupal, la solidaridad, la capacidad de superar momentos difíciles, de caerse y volver a levantarse".

"Con eso solo no se ganan partidos, pero sí se pueden formar equipos muy competitivos", acotó Tabárez, quien dirige a Uruguay desde marzo del 2006. El alemán Joachim Loew, quien asumió en julio de ese año, es el único otro técnico que lleva ocho años al frente de una selección.

Ningún otro timonel tiene más de seis años en una selección.

"Cada día me siento más pragmático", afirma Tabárez cuando se le pregunta qué enseñanzas le dejó la experiencia como técnico de selección.